www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MADRID FASHION WEEK

Duyos destapa la delicada caja de las flores rosas

sábado 01 de septiembre de 2012, 16:45h
Este domingo, la pasarela del Madrid Fashion Week acoge los desfiles de los diseñadores Lemoniez, David Delfín, Amaya Arzuaga, Teresa Helbig, Juanjo Olica, Duyos y Miguel Palacio.
Una inmensa caja de madera custodiaba la pasarela y, al mismo tiempo que la primera nota musical llegaba a nuestros oídos, el propio diseñador de Duyos salía a escena para desvelarnos el contenido de la misma: Las modelos luciendo sus espectaculares creaciones. Un fantástico comienzo para presentarnos una dulce colección que se ha movido entre todas las tonalidades del rosa: flamenco, coral, sandía, palo de rosa, chicle, frambuesa* Pero no todo ha sido de color de rosa, el hueso, piedra y oro también han tenido su momento.

Todos estos colores han cobrado vida en prendas que simulaban las siluetas florales. Unas con voluminosas y abullonadas faldas, otras más rectas e incluso algunas formadas por capas envolventes como pétalos.

Las sedas y organzas han sido las grandes protagonistas de Duyos, aunque también nos hemos deleitado con suaves combinaciones de brocados y transparencias. Las flores también han llegado en forma de estampado y cosidas en relieve sobre el bajo de unos pantalones o en el escote de una camiseta. Y es que lo que el diseñador ha querido pretender en todo momento ha sido exaltar la femineidad contemporánea con mujeres luminosas, vitales, fluidas y etéreas.

Los complementos de Duyos consisten en espléndidos cinturones y salones dorados y unas impresionantes gafas de sol con montura redonda y en color oro.

Las líneas puras de Juando Oliva
Era uno de los desfiles más esperados, a juzgar por el aforo completo que presentaba la sala Mercedes Benz, y lo ha vuelto a conseguir. El diseñador Juanjo Oliva no ha dejado indiferente a nadie y vuelve a demostrar que su objetivo es sacarle el máximo partido a la elegancia femenina.

La sensualidad se vuelve realidad en los escotes palabra de honor y las espaldas al descubierto que Oliva propone para la próxima temporada de Primavera-Verano 2013. Faldas con juego de volúmenes y vestidos evasé junto con blusas con divertidos volantitos han iniciado el desfile de Juanjo Oliva.

Hasta que el cuero entra en acción llamando especialmente la atención en un precioso vestido confeccionado con diferentes largos. Además, el diseñador es otro de los que también apuestan por el péplum, en su propia versión, para marcar tendencia.

Para la noche, Juanjo propone los elegantísimos vestidos largos drapeados y plisados que siguen a la perfección el contorno de la mujer para adaptarse a la figura resaltando de esta manera toda la feminidad en su estado más puro.

Los tonos van desde los empolvados al siempre presente negro, dando especial importancia al blanco, aunque Juanjo también ha querido estampar el original print geométrico circular Black&White de líneas muy pop, que ya vimos en los looks de día, en sus trajes de noche.

Los complementos que Oliva ha creado para su última colección se han ganado gran parte de las miradas y los aplausos de los asistentes. Se trata de excelentes cinturones de cobre, mino bolsos rígidos y cuadrados con cadenas que se mimetizan con los estampados de los vestidos y sofisticados zapatos con suela y tacón dorados.

La guinda del desfile de este magnífico diseñador la ha puesto Rossy de Palma siendo la encargada de cerrar el pase luciendo un fantástico vestido negro que solo ella ha sabido pasear como nadie.

Feminidad y delicadeza en el desfile de Teresa Helbig
Entre tanta sutileza llega una diseñadora con identidad propia que transforma verdaderamente a la mujer sacando a relucir toda su feminidad. La catalana Teresa Helbig ha conseguido lo que quería, crear una colección ultra femenina capaz de activar los cinco sentidos.

Los jardines de Versalles es el enclave donde se ha inspirado Helbig, el romanticismo y la feminidad son sus señas de identidad y no ha fallado. Siendo fiel a su estilo ha creado piezas dignas de museo a través de tejidos artesanales y envolviendo en un agradable ambiente ha triunfado con su nueva colección.

Como hace en sus colecciones, borda sus propios tejidos que utiliza después para crear sus prendas, como delicadas y minuciosas jaretas doradas bordadas a mano se funden para hacer que las prendas brillen por sí solas e incrustaciones cristales brillantes decoran blusas y mini shorts para hacer

Estas exquisitas piezas se teñían de colores sutiles y veraniegos, como el verde lima, el blanco, amarillo, nude o morado, creando una colección muy vistosa y delicada. Los mini shorts y los vestidos cortos con volumen se han convertido en prendas ideales tanto para vestir de día como de noche.

Los cortes impecables y la elegancia han envuelto estos diseños en una colección muy floral, aunque Teresa Helbig tampoco se ha olvidado de los vestidos de noche. Muy en la línea de la diseñadora, los largos dejaban adivinar las curvas de la mujer a través de tejidos vaporosos de corte en la cintura en tonos nude y morado, combinándolos con bordados en dorado.

Teresa Helbig se ha atrevido con algo diferente para la temporada primavera/verano 2013 y ha creado una colección con reminiscencias clásicas, digna de ser admirada de cerca.

La espalda de Amaya
Explosión de color en un desfile en el que los volúmenes juegan un papel muy importante y donde se hace una verdadera revolución en la simetría de los patrones. Indudablemente, Amaya Arzuaga vuelve a innovar sin dejar a un lado la sensualidad de la mujer. Se inspira en la relación de inversos, en el que el interior y el exterior de la prenda cambian sus papeles, y donde el largo y el volumen dibujan una perfecta silueta de la mujer.

Entre tanto, la diseñadora renueva el vestido, lo versiona y hace que la espalda se a la auténtica protagonista. Este concepto lo adapta a diferentes prendas, combinándolo con escotes en V, halter y cuello caja, detalles que forman un todo en una prenda basada en la simetría. Amaya Arzuaga quiere que el próximo verano se destaque la parte trasera del cuerpo y propone siluetas y largos contrastados, mezcla tejidos de diferente caída en siluetas rectas.

Realmente los diseños del día apenas se diferencian de los de la noche, aunque las marañas de flores son un curioso detalle que propone, que agracia el vestido y crea volúmen a través de colores muy tenues como el gris piel, el rosa chicle y el turquesa ahumado, sin dejar de lado el clásico blanco y negro.

Este juego de apariencias es el que propone Amaya Arzuaga para la próxima primavera/verano, donde juega sin temor con los volúmenes y la superposición de materiales en infinidad de vestidos, sin duda, su prenda estrella.

David Delfín: la androginia más femenina
La vuelta del 'rey de las camisas abrochadas' ha causado un éxito arrollador. David Delfin ha vuelto a revolucionar la semana de la moda madrileña con un cortometraje protagonizado por Bimba Bosé que ha abierto el desfile.

La musa del diseñador, una vez más, ha sido la auténtica protagonista del desfile, relatando una apoteósica historia que describía los momentos previos a su llegada al Ifema. Dejando atrás la destornillante historia de Bimba Bosé, la andrógina modelo ha abierto Run Away, una colección que ha vuelto a sorprender por los binomios entre el blanco y el gris, y en la que no se ha olvidado de su prenda estrella que no falla en ninguna colección: la camisa.

David Delfin ha vuelto a reinventar su imprescindible haciendo que se adapte totalmente al verano y a su estilo. Todas las camisas tenían un patrón común: Vestir tanto al hombre como a la mujer destacando la zona de la espalda con un patrón cruzado y asimétrico.

La mujer ha salido más femenina que nunca, encendiendo su piel con tonos cereza y rosa. El diseñador ha elegido inspirarse en los años 20 para confeccionar sus vestidos, que con corte a la cadera y utilizando los plisados en gasa han hecho olvidar por un momento las versiones andróginas más famosas de colecciones anteriores de David Delfin.

Entre tanto, esta colección ha hecho más varoniles a los hombres a través de trajes de chaquetas, que se combinaban con la imprescindible camisa abrochada hasta el cuello, curiosa corbata corta y diferentes versiones de pantalones. Eso sí, siempre calzados con Dr. Martens que combinaban el blanco y el negro.

David Delfin también versiona el perfecto adaptándolo al verano. Utiliza el algodón para confeccionar una cazadora con cremalleras vistas que viste tanto al hombre como a la mujer. Siguiendo esa dosis de cosmopolitismo en esta nueva colección, tampoco se ha olvidado de los complementos. Bolsos y portafolios combinaban con los clásicos Louboutin que lleva utilizando en anteriores ediciones recurriendo al clásico binomio del blanco y negro.

Las gafas mariposa para ellas y las de espejo para ellos se han convertido en el accesorio imprescindible para la próxima colección de David Delfin, quien vuelve a apostar por la androginia para sus diseños, aunque cada vez se separa más de ella.

Sencillo Lemoniez
Entre tanta colección, tenía que destacar una por su sencillez. Esto es precisamente lo que ha hecho Lemoniez, quien ha preferido romper con las costumbres de la sociedad occidental para llevarnos más allá de las líneas rectas y los estampados coloridos.

Lo que pretende Lemoniez es que el próximo verano se plantee de una manera radicalmente sutil, eligiendo el algodón como su tejido estrella y versionando los clásicos que una mujer suele tener siempre en su armario. El diseñador propone un estilo sencillo e inspirándose en la temática de la aviación confecciona unas prendas muy masculinas, que a través del algodón, la seda o la tafeta transforman sutilmente la figura de la mujer.

Aún así, Lemoniez no se olvida de la feminidad y la seducción para sus prendas. Por eso juega con las transparencias y los escotes, que juegan con grandes lazadas al cuello, haciendo que los diseños sean, además de clásicos, muy atractivos.

Podría decirse que el diseñador ha querido que el próximo verano no nos olvidemos de una prenda imprescindible: el trench. Y lo que Lemoniez ha hecho, ha sido versionar este clásico que presenta con diferentes patrones, creando vestidos, toreras y la inolvidable gabardina.

La asimetría también ha sido un punto importante en la nueva colección para la próxima primavera/verano 2013, utilizándola para crear líneas diferentes en vestidos, pantalones anchos y mangas, prendas que insinúan, que sucumben al poder de la seducción.

Muy fiel a su estilo, Lemoniez ha preferido no salirse de la gama de los ocres para sus diseños, eligiendo tonos neutros como el beige, el color chocolate, el blanco, el negro, aunque también ha querido dar un toque de color, y tal vez recordando el mar, ha utilizado el aguamarina para teñir algunas de sus prendas.

Así, recurriendo a la radical sencillez y sutileza, Lemoniez propone una colección todoterreno, para una mujer clásica, pero que quiere escapar de las costumbres de las líneas rectas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.