www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MADRID FASHION WEEK

Roberto Torretta sorprende e Ion Fiz celebra su décimo aniversario

domingo 02 de septiembre de 2012, 17:34h
La cuarta sesión de desfiles de la Madrid Fashion Week ha tenido un claro destacado: Roberto Torretta, que ha presentado una colección distinta a lo que suele mostrar, con una explosión de colores nunca vista en sus diseños y un ingrediente de insinuación que ha dejado ver partes del cuerpo que las modelos de Torretta no suelen mostrar. Además, el diseñador bilbaíno Ion Fiz ha celebrado su décimo aniversario profesional en la pasarela Cibeles. También han presentado sus propuestas para la próxima temporada Primaver/Verano los diseñadores Ana Locking, Alianto, Kina Fernández, Maya Hansen, María Barros, Sara Coleman, Juana Martín y Martín Lamothe. Vea aquí la fotogalería de la jornada
En la cuarta jornada de la Madrid Fashion Week, los diseños del diseñador Roberto Torretta han hecho las delicias de los asistentes. Sorprendente y alejado de su sobriedad, el modisto se atreve a insertar nuevos tonos en su historia de diseñador. Como bien comentó en su entrevista, quería dar optimismo a la próxima primavera, dicho y hecho.

Si al principio comenzaba con sus 'clásicos' vestidos de líneas rectas, clásicos y de tonos moderados, después se ha atrevido tanto con materiales como con colores que siempre han estado fuera de su mente.

Una colección muy femenina, en la que han predominado las faldas y los vestidos de multitud de formas, juegan con las curvas de la mujer a través del volumen de los tejidos, haciendo drapeados y plisados, incluso asimetría en sus patrones.

Materiales como el cuero y el tweed han jugado un papel importante en parte de la colección de Roberto Torreta, insertándose en vestidos y combinándose con el fresco algodón, tan recurrido durante la primavera y el verano.

Además, Roberto Torreta también ha querido jugar con la insinuación en sus prendas, dejando al descubierto partes nunca vistas, como la espalda y los escotes en v, y utilizando materiales como el satén y la gasa en sus vestidos, capaces de adivinar cada curva de la mujer.

En cuanto a los tonos, el diseñador se ha atrevido a elegir colores que nunca pensaría utilizar en sus prendas, como el azul grisáceo en satenes, el naranja tangerine, el verde botella o el amarillo mostaza, que han aportado frescura y optimismo a la colección.

Con todo ello, Roberto Torretta se ha superado con esta colección, haciendo que colores tan vistosos sean también elegantes a través de patrones depurados, capaces de aportar movimiento a través de tejidos de calidad extrema.

Ion Fiz nos traslada a la Lisboa más depurada en su décimo aniversario
En su décimo aniversario, el diseñador bilbaíno ha querido hacer un homenaje a la ciudad lisboeta. La pasarela aparece interpretando el interior de una casa decorada con la primera línea de muebles eco-chic que Ion Fiz ha elaborado personalmente para la firma DBLOCK.

Sin duda, esta ha sido la colección de las colaboraciones. A partir de las cerámicas esmaltadas que decoran la mayor parte de las fachadas de Lisboa, el modisto vasco crea sus tendencias para Primavera-Verano inspirándose en los tejidos de Gastón y Daniela.

Las líneas del desfile han seguido un camino depurado con prendas sin costuras y de una sola pieza. Siluetas cercanas al cuerpo, faldas rectas y con vuelo, formas relajadas en pantalones y túnicas, blazers y abrigos vestido, pero siempre destacando el volumen de un modo sencillamente impactante.

Los accesorios también forman parte de una exclusiva colaboración con 'Miss Bic', bolsos y colgantes de PVC con los mecheros de moda incrustados. Además, hemos visto súper pamelas ladeadas, zapatos multicolores de Gioseppo by Ion Fiz y una línea de gafas ahumadas en cristal y metacrilato de Natural Optics by Ion Fiz.

Los colores más utilizados han sido el azul Lisboa, el rosa silvestre, verde fresco, rojo coral, amarillo rural, naranja atardecer, azul noche y negro velado, todos tejidos en organza de seda bordadas artesanalmente con Swarovski Elements.

Ana Locking, una colección que "habla" por sí sola
De nuevo vuelve Ana Locking con una colección con muchísimo significado. La diseñadora se pone en situación y retracta la coyuntura actual en cada una de sus prendas, argumentando la necesidad de introducir toques de controlada y siempre atractiva opulencia. Para ello, hace una reflexión y escoge las figuras de Marilyn, hedonista por naturaleza, y Jackie, mujer resistente ante la adversidad, quienes en su tiempo representaban lo que pretende Ana Locking con su colección: maquillar la femineidad.

Esta colección, por tanto relata una conversación entre estas dos mujeres, entre estilos contrarios, entre lo moderado y lo altamente sensual que podían resultar Marilyn y Jackie en sus épocas. Por eso, en "The Talk" se habla de modernidad y serenidad en presente, unos conceptos que intentan equilibrarse aportando sensualidad. Esta colección se centra en las mitades, que intentan fundirse en una sola forma y Ana Locking ha plasmado esto en sus diseños.

Las partes de arriba oversize contrastan con las cinturas ceñidas en vestidos para mujeres y en camisetas y pantalones para hombres que vuelven a innovar en los cortes y en las formas desestructuradas, siempre respondiendo al concepto de los patrones geométricos que tanto ha trabajado la diseñadora.

Entre tanto, Ana Locking inserta un elemento para feminizar más la figura de la mujer, creando una curva más en su cuerpo a través de tímidos volantes que dan movimiento a mangas, faldas y vestidos.

"The Talk" también conversa con los colores, los cuales están elegidos a conciencia y crean un ambiente totalemente unificado y contrastado. Coral, azul petróleo, navy blue, oliva, smoke grey vuelven a combinarse con estampados finger print y leopard print, una mezcla de apreciaciones que no falla en ninguna colección de Ana Locking.

También los complementos vuelven a jugar un papel protagonista en la nueva colección de la diseñadora, quien opta de nuevo por la resina de poliéster para crear un bestiario de animales, que se mezcla con coral y otros elementos en collares con muchísima personalidad.

Además, Ana Locking desarrolla absolutamente todas las prendas y accesorios de su colección, y sorprendentemente inserta como nuevo material las cuerdas de escalada como parte de su calzado y complementos. Así, la diseñadora hace un compendio de todo, mezclando materiales y superponiendo tejidos para crear una colección que habla por sí sola.

Ailanto pinta la primavera en pastel y mármol
Lo opuesto es la sintonía que han utilizado los hermanos Ailanto en su colección, una relación de tejidos, colores y estampados que crean un ambiente perfeccionista y femenino para la mujer.

Ailanto quiere que la próxima primavera verano la mujer tenga libertad de movimiento, haciendo que sus prendas sean anchas, pero que sean capaces de aportar mucha feminidad a través del juego de las transparencias. La importancia del volumen es notable en esta colección y la blusa adquiere un gran protagonismo, centrándose en las mangas que abultan los brazos haciéndolas exageradas y que contrastan con la inexistencia de escotes que se sustituyen por cuellos estilo arlequín, guardando la imaginación a través de las gasas transparentes.

El estilo lady se combina con diferentes tipologías de prendas y con siluetas discordantes que exhiben toda la belleza a la mujer, a través de colores tanto vivos como pastel, como el naranja camachuelo, el rosa cacatúa o el azul grandina, tonos que se combinan con el rojo cardenal o el negro tucán.

Para la noche Ailanto propone jugar con las transparencias a través de superposiciones de prendas, que permiten romper con la idea de llevar un pantalón combinado con una falda larga. Además, siendo fieles a su estilo recatado, los hermanos ailanto se imaginan una noche fresca a través de estampados florales y olvidando el recurrido negro, para optar por el blanco roto.

El dorado cobra importancia en absolutamente todas las prendas de Ailanto, que se transforma en costuras, bordados y hasta en accesorios a modo de collar-babero. Además de optar por el combinado de zapatos altos y bailarinas, que permiten crear un estilo más fresco a sus diseños.

Entre toda la multitud de prendas, los hermanos Iñaki y Aitor Muñoz han jugado también con los estampados, pero sorprende la temática con la que hasta han decorado la pasarela: Las formas adiamantadas del pavimento de la villa, que se han trasladado hasta las prendas de estos diseñadores. Así, y una vez más, Ailanto responde a la delicadeza de sus diseños, una seña de identidad que les acompaña temporada tras temporada y un estilo que siempre les identificará.

La fluidez y el relax de Kina Fernández
El color ha sido el auténtico protagonista de la colección de Kina Fernández, por tratar que la prenda destaque por sí sola. La diseñadora gallega ha creado una línea muy fresca, predominantemente de vestidos sueltos, pero ha sabido hacer que la mujer destaque por su feminidad.

La simplicidad ha sido la inspiración de Kina Fernández, quien ha querido mirar hacia atrás para volver a los años 90, al estilo "easy elegance". Es más, la diseñadora va más allá, haciendo una perfecta sincronía de los colores con sus diseños.

Las transparencias están presentes en todas las prendas, puesto que este efecto es esencial para difuminar los drapeados y las gasas que envuelven el cuerpo de la mujer en delicadas y depuradas líneas.

Materiales como la tela de saco, los linos de rayas o los lavados se convierten en pantalones piratas de pata de elefante, faldas tulipán o chaquetas para el día, contrastando notablemente con los largos y delicados vestidos de noche en satén o gasa de colores tan vivos como el rosa flúor, amarillo o azul turquesa. El blanco también es un color al que recurre Kina Fernández, cuyas piezas son capaces de sacar el lado más lady de la mujer y que combina con chaquetas simples sin solapas de un tweed muy fresco y colorido.

Así, la gallega vuelve a hacer que sus diseños no dejen indiferente a nadie, por su pureza, por su sencillez y por su femineidad.

Maya Hansen y su homenaje a México
Otra que se ha cansado de hacer guiños a la cultura española ha sido Maya Hansen. Por su parte, la rubia diseñadora ha preferido tomar el país azteca como referencia y representar sus variadas costumbres. Calaveras, huesos, cráneos en contraste con los multicolores motivos marinos de las playas del Caribe como los corales, cenotes y estrellas de mar han cobrado vida sobre la pasarela.

El tejido más utilizado ha sido el raso, en prendas híper ajustadas cobrando especial atención los míticos corsés de Maya Hansen. Todas ellas prendas muy elaboradas con un gran trabajo artesanal.

Monos elásticos, capas, shorts, corsés-vestido, chaquetas de verano de manga corta y vestidos completaban esta llamativa colección que ha tenido los colores vibrantes, brillantes y visuales de la naturaleza como plato fuerte. Los accesorios estaban realizados en látex, metacrilato y metal con zapatos imposibles de tacones anatómicos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios