www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CIFRAS REALES DE GASTOS, INGRESOS Y DEUDA

miércoles 10 de octubre de 2012, 12:45h
Reproducimos a continuación un artículo publicado por Luis María Anson en el diario El Mundo

“Números redondos para la más fácil comprensión del lector medio, los ingresos del Estado en este ejercicio se elevarán a 350.000 millones de euros; los gastos, a 410.000 millones; la deuda superará los 800.000 millones. El año pasado mintió Zapatero: el déficit no se redujo al 6% sino que se encaramó al 9 y se gastaron 90.000 millones de euros más de los que ingresamos. Esa cantidad se reducirá este año a la cifra, en cualquier caso alarmante, de 60.000 millones. Si se consiguiera aumentar los ingresos hasta 400.000 millones y reducir los gastos hasta 300.000, todavía se necesitarían diez años para pagar el principal de la deuda acumulada. Tal vez no esté de más recordar que Aznar, que heredó un paro galopante, un déficit abrumador, una seguridad social quebrada, una deuda alarmante, redujo el desempleo a mínimos, el déficit a cero y la deuda a la posición más baja de Euro-pa. Después, las ocurrencias de Zapatero lo echaron todo a rodar.
El objetivo de la macroeconomía nacional no puede ser otro que ingresar más de lo que se gasta para poder reducir la deuda, entre otras razones porque, a medio plazo, si continuamos gastando más de lo que ingresamos nadie nos va a prestar dinero, como ha explicado muy bien Florentino Portero.
Socialistas y comunistas creen que los ingresos aumentan subiendo los impuestos. Se equivocan. El axioma “a más impuestos, más ingresos” es una falsedad. En igualdad de condiciones contributivas, 1.000.000 de empresas ingresan más al Estado al 30% que 200.000 al 60%. Los ingresos del Estado se incrementarán si somos capaces de crear 1.000.000 de nuevas empresas, reducimos sustancialmente el paro, embridamos a los sindicatos y a los caciques que los manipulan, y mejoramos la productividad a través de una reforma laboral que se ha puesto ya en marcha. Las subidas del IVA, del IRPF y de otros impuestos tienen un límite. Si se traspasa, se fugan los capitales nacionales y extranjeros y se hunde al consumo. La clave del éxito descansa sobre el equilibrio en los impuestos y sobre el estímulo para la creación de empresas productivas y con beneficios.
En el capítulo de gastos -410.000 millones de euros- sí se puede meter la tijera sin lesionar la educación, la sanidad y la seguridad social. Sobran la mitad de los diputados autonómicos, la mitad de los concejales. Sobran también el 60% de los 400.000 cargos públicos que desangran a Hacienda. Los 3.200.000 funcionarios deben reducirse a un máximo de 1.000.000 por un procedimiento no traumático: de cada diez empleados públicos que se jubilen solo será sustituido uno hasta alcanzar la cifra razonable. Hay que eliminar por otra parte el 90% de las 4.000 empresas públicas creadas por la clase política y la casta sindical para colocar en ellas a parientes, amiguetes y paniaguados. Los edificios públicos deben reducirse a la mitad y los automóviles oficiales a la décima parte. Si, además, se cercenan los gastos suntuarios, las “embajadas autonómicas”, los viajes gratis total, las subvenciones a fundaciones y asociaciones grotescas, la algarabía de los moscosos, los canosos, los puentes, las enfermedades imaginarias y las camelancias tal vez no sea necesario arañar las pensiones ni los principales gastos sociales, sobre todo porque la partida para subvencionar el paro, si se ponen en marcha un millón de empresas, descendería de forma considerable. Ah, cada vez resulta más imprescindible una ley que diga: “Ni los partidos políticos ni las centrales sindicales podrán gastar un euro más de lo que ingresen a través de las cuotas de sus afiliados”. En definitiva el objetivo debe ser reducir los gastos públicos al menos en 100.000 millones de euros al año. Los Presupuestos que hoy presenta Rajoy marchan por ese camino”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.