www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

14-N, irresponsabilidad sindical

domingo 21 de octubre de 2012, 11:42h
La convocatoria de huelga general que han realizado los sindicatos para el próximo 14 de noviembre pone de nuevo de manifiesto que las centrales sindicales persiguen y quieren salvaguardar su cota de poder y sus propios intereses antes que los del conjunto de los españoles. Nadie pone en cuestión la existencia de los sindicatos ni su legitimidad en la convocatoria de manifestaciones y huelgas. La Constitución les proclama como interlocutores sociales Pero la realidad es que su actuación está revelando una actitud marcada por una grave irresponsabilidad.

La huelga del 14 de noviembre será la segunda que se convoca en un mismo año, y la primera que se hace con una campaña electoral en marcha –la de las elecciones catalanas-, lo que nunca antes había sucedido. Se estima que si se paraliza el país el coste será de unos cinco mil millones de euros, y ello sin entrar en el terrible daño que le hará a la credibilidad y a la imagen de España, no necesitada precisamente, sino todo lo contrario, de transmitir una idea de inestabilidad y permanente conflicto. Una España con Sánchez Gordillo y sus émulos asaltando supermercados, con el líder juvenil de Izquierda Unida (IU), Rafael García de Vinuesa, instigando a tomar violentamente colegios, como el de los Salesianos de Mérida –por cierto, no ya la expulsión de García de Vinuesa, sino ni siquiera la más mínima condena del acto ha salido de los labios de la dirección de IU-, y con huelgas generales, manifestaciones y algaradas callejeras continuas es lo que resulta más pernicioso para atraer inversiones que contribuyan a la recuperación económica. Y, para más inri, Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT) han hecho un llamamiento para que el 14-N sea también una huelga de consumo, instando a que ese día no se realice ninguna compra. Sin duda, la mejor manera de perpetuar e incrementar la crisis.

En su irresponsabilidad, pues es palmario que en la actual crisis una huelga no sólo nada soluciona, sino que incrementa los problemas, los sindicatos están acompaños de una autodenominada pomposamente “Cumbre Social” –agrupación de muy heterogéneas organizaciones-, y, lo que es especialmente preocupante, cuentan con el apoyo explícito del PSOE, que, con tal de deteriorar al Ejecutivo de Rajoy, parece dispuesto a todo. La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha descubierto el Mediterráneo al señalar que las cosas están muy mal. Y como están mal –lástima que no esté al frente del Gobierno Rodríguez Zapatero con quien iban de perlas, y por eso los sindicatos estaban tan callados-, lo mejor es empeorarlas con una huelga que no aporta absolutamente nada positivo. La faena es, sin duda, gloriosa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.