www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica política

Treinta años después son muchos años

lunes 29 de octubre de 2012, 07:49h
Cómo han cambiado las cosas desde aquel 28 de octubre de 1982 en el que el PSOE conseguía una mayoría absoluta abrumadora en las elecciones generales que se celebraron aquel día. Efectivamente, como dijo entonces Alfonso Guerra, “a España no la conoce ni la madre que la parió”, aunque según los analistas políticos consultados por este diario la realidad es muy diferente de la que en su momento se imaginó quien fuera número dos del Gobierno y del PSOE liderados por Felipe González. Y treinta años después de esa clamorosa victoria electoral, los socialistas viven uno de sus peores momentos desde la vuelta de la democracia a nuestro país.

El propio secretario general del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba, lo ha dejado claro este domingo en su página de “Facebook”: “Es evidente que el aniversario de aquel 28-O no coincide con el mejor momento del PSOE”. Desde luego, lo que sí parece claro es que si en ese 28 de octubre de 1982 se les hubiera dicho a los socialistas de entonces que el partido se iba a encontrar treinta años después tal y como está no se lo hubieran creído.

“El berenjenal que en el que está inmerso el PSOE”, según las fuentes consultadas, “llega al paroxismo de que uno de las principales voces en contra de Rubalcaba sea el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, quien está al frente de esa Comunidad Autónoma sin haber ganado unas elecciones en su vida “. Pero al igual que está contra el actual secretario general del PSOE, al que aconseja que no se aferre a la silla hasta 2016, Griñán también está en frente de la posible alternativa a Rubalcaba, la ex ministra de Defensa, Carme Chacón, en lo que parece ser un intento de convertirse él en el candidato a la secretaría general del partido, Precisamente, según la fuentes consultadas, “un político marcado por el escándalos de los Expedientes de Regulación de Empleo efectuados por la Junta de Andalucía mientras él era consejero de Economía y después presidente autonómico tras la salida de su antecesor, Manuel Chaves, a la vicepresidencia del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.
Los analistas consultados por “El Imparcial” destacan que “cómo ha cambiado el cuento de hace treinta años a hoy. Entonces, un partido cohesionado, hoy un partido roto. Entonces todo futuro. Hoy todo pasado”.

Mientras el PSOE se debate en sus contradicciones internas, Artur Mas lo sigue teniendo muy claro, y este domingo ha expuesto a sus bases sus planes de independencia, que según su hoja de ruta culminarán dentro de ocho años, en el 2020, con Cataluña como un Estado más dentro de la UE y fuera de España. En su deriva independentista, a Mas ya le da lo mismo todo, lleguen ofertas de diálogo de Rajoy o no, “porque en su mesianismo utiliza todos los argumentos que hay en contra como arma arrojadiza contra España y a favor de sus postulados independentistas.

Llega hasta el punto de que, después de haber pedido un rescate al Gobierno por valor de 5.023 millones de euros , se haya permitido el lujo de pedir a los catalanes, en sus propias palabras, de que acudan al rescate de Cataluña, cuando su gestión en estos tres últimos años ha llevado a su comunidad a la ruina en la que está”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios