www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SANT JORDI

Los catalanes compran muchos libros, pero leen muy poco

miércoles 23 de abril de 2008, 13:23h
Es el día del libro y de la rosa, el día en el que las librerías salen a las calles. Sus puestos, adornados con la señera, contienen las últimas novedades literias. El sol brilla en Barcelona y la temperatura anima a pasear por las Ramblas abarrotadas de ciudadanos y turistas.

A pesar de ser una jornada laborables, los barceloneses encuentran un hueco para ir a comprar libros y rosas para sus seres queridos. En Sant Jordi, las editoriales y las floristerías hacen el agosto. En flores, los catalanes gastarán hasta seis millones de euros (el 60 por ciento del total anual) y en libros, el Gremio de Libreros de Barcelona y Cataluña calcula unas ganancias de 20 millones de euros (el 10 por ciento anual).

Pero las apariencias engañan. Por muchos libros que se compren, no quiere decir que se lean. Según ha explicado a Europa Press el presidente del Gremio de Editores de Cataluña, Antonio Comes, "la compra puntual no significa un hábito de lectura". Hace tan sólo unos días, el 15 de abril, un informe revelaba que, de media, un catalán compró en 2007 casi 10 libros pero el 62,2 por ciento de los entrevistados ha reconocido hacer leído "algún" libro durante ese año.

Comes ve necesario fomentar la lectura a los niños porque "si no se crean lectores de base, es muy difícil que de adultos cojan el hábito" de leer.

Sant Jordi, patrón de Barcelona
Si en toda Cataluña se instalan unos 400 puestos de venta de libros, tan sólo la ciudad condal alberga la mitad de ellos. Con motivo de la festividad del patrón de Barcelona, más de un centenar de escritores acuden a la tradicional firma de sus libros. Juan José Millás, Boris Izaguirre, Fernando Sánchez Dragó, Lucía Etxebarría, Francisco González-Ledesma, Fernando Schwartz, Paul Preston y Albert Espinosa, entre otros, han estado cerca de sus lectores.

Millás ha declarado que "es todavía un misterio saber por qué todo un pueblo se siente culpable si no vuelve a casa por la noche con un libro y una rosa".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios