www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Embridar el déficit autonómico

sábado 08 de diciembre de 2012, 12:58h
En 2011 la falta de cumplimiento del límite del déficit por parte de varias Comunidades Autónomas supuso una gran desviación del déficit público. Para que esa indeseable situación no vuelve a repetirse, el Gobierno, a través del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha advertido a los Ejecutivos autonómicos que deben atenerse escrupulosamente al plan al respecto aprobado el pasado abril para cumplir ese límite. En caso contrario, el Gobierno está dispuesto a poner en marcha las medidas necesarias.

Básicamente, se aplicaría la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Financiera, aprobada a principios de mayo como instrumento que obliga a las Autonomías a algo tan elemental como que los gastos no superen a los ingresos y que así pueda reducirse el enorme déficit público que presenta la mayoría de ellas. Paralelamente a dicha Ley se habilitó el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), que, de forma similar a un rescate, proporciona crédito a las Comunidades con más problemas para hacer frente al déficit galopante. A ese Fondo de Liquidez Autonómico se acogieron algunas Comunidades, como por ejemplo la catalana y la andaluza, que precisamente son dos de las que no están siguiendo el plan acordado de recorte de gastos y han anunciado que serán incapaces de alcanzar el fin propuesto.

La situación no es nada halagüeña, pues, según los últimos datos –referidos al pasado mes de septiembre-, el desequilibrio en el déficit autonómico es ya del 1,14 por ciento del PIB, cuando debía ser para todo el año del 1,5 por ciento. Está claro que muchas Comunidades no están haciendo los deberes y parecen continuar por la senda despilfarradora, inasumible en cualquier momento y mucho más, si cabe, cuando nos encontramos en el ojo del huracán de una crisis tan severa, en la que los imprescindibles sacrificios para poder vislumbrar la salida del túnel deben recaer en todos.

Ha hecho muy bien el Ministerio de Hacienda en realizar esta llamada de atención. El Gobierno tiene en su mano la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Financiera que le permite legítimamente activar mecanismos de sanciones, que pueden llegar a la intervención de las Comunidades derrochadoras. Embridar el déficit autonómico es sin duda un objetivo prioritario. Por eso esta advertencia no puede quedarse en agua de borrajas, amagando y no dando.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios