www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica económica

Nos espera un nuevo año de crisis global

lunes 31 de diciembre de 2012, 13:14h
Para apreciar qué nos espera el año que viene es una buena idea ver dónde estamos, cómo hemos llegado hasta aquí. Para eso lo mejor es acudir a quienes saben de verdad de economía, que no son tantos. Un club al que pertenece el Cobdem Centre. AlasdairMacleod, a quien conozco personalmente, un hombre capaz de forzar al presidente de un banco central que le escriba una carta mendicante, hace precisamente eso: relatar qué ha sido de los últimos años.

Lo hace con estas palabras: “El sistema bancario global ha luchado en los cinco últimos años con un capital insuficiente, un colateral sobrevaluado, y una tendencia de sus balances a deflactarse”. Es el resultado de la confluencia en la política económica de dos escuelas. La de Keynes, quien dijo que había que “matar al rentista”, es decir, al ahorrador, y sustituirlo con gasto público y la monetarista, que quiere llenar lo que quede de ese vacío con dinero fiduciario.

Sigue: “Sus gobiernos respectivos, por medio de sus bancos centrales, están respaldando esas instituciones con deuda soberana y dinero fiduciario, y manipulando sus mercados de crédito para mantener su valor. Deje al lado esas manipulaciones, y lo que vemos es al sector privado contrayéndose cuatro años después del estallido de la burbuja crediticia; un hecho que está escondido por la expansión del gasto público y del dinero fiduciario. De otro modo, los balances de los bancos se habrían contraído, esfumándose su capital”.

Bueno, después de recoger este terrible recordatorio de cuál es nuestra situación global, ¿qué nos espera para 2013? Por lo que se refiere a los Estados Unidos, “están atrapados entre los efectos económicamente destructivos del incremento de los impuestos y los costes sanitarios y del Estado de Bienestar, que suben a gran velocidad”. Todo ello en un contexto de inflación monetaria y gasto desbocado. “El panorama por tanto es de deterioro de las cuentas públicas y la necesidad, más temprana de lo esperado en un principio, de subir los tipos de interés para evitar los efectos inflacionarios del acelerado programa de impresión de la moneda”. Goldman Sachs, algo más optimista,aprecia que los Estados Unidos crecerán un 1,8 por ciento.

¿Y la eurozona? Vamos primero con Jacob Funk Kirkegaard, quien desde el Peterson Institutefor International Economics, señala que “a pesar de las numerosas predicciones de ruptura, el euro está vivo y sigue bien en 2012”, y añade: “Como alguien que, al terminar 2011, dejó una nota positiva para el euro, soy feliz al decir que las perspectivas siguen siendo positivas para 2013”. Dice que el lanzamiento del Mecanismo Único de Supervisión bancaria es un paso muy importante hacia la futura unión bancaria, y cree que las posibilidades de que España pida un rescate son ligeramente superiores a las de que no lo haga.

AlasdairMacleod lo ve de un modo muy distinto. “El BCE está dispuesto a hacer todo lo que sea necesario para evitar que los problemas de Grecia se repliquen en el resto, pero es casi seguro que es ya muy tarde”. Y añade: “El peso del euro sistema para Alemania, Holanda, Finlandia y Austria es demasiado grande de soportar, y podemos esperar voces discrepantes en las elecciones alemanas en 2013”. Porque los problemas continuarán, agravándose: Para España, Italia y Francia “sus bonos están sobrevaluados”, mientras que “el sistema bancario de la eurozona está infracapitalizado y en quiebra, bajo unos supuestos realistas”.

Open Europe, por su parte, dice que España tendrá que recibir más dinero, mucho más dinero, que los 37.000 millones que ha recibido del préstamo de 100.000 millones para nuestro sistema bancario. Pero atención a lo que dice a continuación: “Una crisis de rescate en 2013 no vendrá de España o Grecia. Vendrá de si grandes economías y grandes contribuyentes al fondo permanente de rescate como Francia e Italia necesitarán ellas mismas fondos de rescate”. Y añade: “El coste de estos potenciales rescates rompería el banco”. El BCE.

Por lo que se refiere a la economía global, El País recoge el análisis de Fitch: “Esperamos un crecimiento global débil en 2013, en particular entre las principales economías desarrolladas —EE UU, Eurozona, Japón y Reino Unido—, que con toda probabilidad registrarán solo una mejora marginal del crecimiento interanual, dado que continúa la débil recuperación de la crisis de 2008”, mientras que para Morgan Stanley “Durante la primera mitad de 2013, mientras persistan las incertidumbres políticas, los mercados estarán más preocupados por el temor a un escenario más oscuro, pero durante la segunda parte del año, si se aplican las medidas apropiadas, el crepúsculo puede derivar en un nuevo escenario luminoso y en un mejor 2014”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios