www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

crónica económica

Los españoles están dejando de ahorrar

miércoles 09 de enero de 2013, 20:53h
El Instituto Nacional de Estadística ha publicado los datos de la contabilidad nacional trimestral que se corresponden con el tercer trimestre del año pasado. Resumidas las observaciones del INE, resulta que la renta disponible bruta de los hogares españoles fue, en ese período, de 164.675 millones de euros, 2.709 millones menos que en el mismo período de 2011, lo que supone una caída del 1,6 por ciento. Este descenso se debe a varias causas, pero destaca la caída del 5,4 por ciento en la remuneración salarial.

Con una menor renta, consumimos más, un 0,6 por ciento más, lo que lleva a un desplome del ahorro, en cantidad, del 26,8 por ciento. Son 4.583 millones menos ahorrados que en el tercer trimestre de 2011, por lo que en el mismo período de 2012 ha sido 12.487. De este modo, la tasa de ahorro también desciende: 2,6 puntos hasta el 7,6 por ciento de la renta disponible.

Lo interesante es que nos detengamos en la evolución del ahorro en los últimos años. Para eso vamos a acudir a la media móvil anual, que recoge la nota del INE. Es la que se corresponde con la media de los cuatro últimos trimestres, siendo el último el trimestre que se escoge como referencia. Se escoge la media móvil porque las variaciones estacionales de trimestre en trimestre son muy altas. Por ejemplo: la media móvil anual del tercer trimestre de 2012 es la del 7,6 por ciento de este período, más el de los dos primeros de ese año y el último de 2011. El dato correspondiente es el 8,8 por ciento de la renta disponible. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Nos remontamos a los últimos años de la burbuja inmobiliaria. Entonces (años 2005 y 2006), las familias ahorraban en torno al 11 por ciento de la renta disponible. Curiosamente, en el trimestre clave en el que estalla la crisis (el tercer trimestre de 2007), se alcanza un mínimo del 9,9 por ciento. Luego, pese a los mensajes desde el gobierno de entonces de que los primeros síntomas sólo apuntaban a una ligera crisis que se corregiría, milagrosamente, justo después de las elecciones, las familias empezaron a temer por el futuro y aumentaron su ahorro. Primero hasta el 13,0 por ciento de la renta disponible en el último trimestre de 2008, niveles que no veíamos desde el primer trimestre de 2004. Y luego, hasta el máximo alcanzado a finales de 2009, que fue del 18,8 por ciento de la renta disponible. Desde entonces hemos caído nada menos que diez puntos.

¿Qué es lo que ha ocurrido? Que al inicio de la crisis, cuando empezó a dispararse el paro, las familias reaccionaron destinando una parte creciente de sus rentas al ahorro. Luego han conspirado dos fenómenos en contra del ahorro. El primero, claro está, es la caída generalizada de rentas. El segundo, que las familias se resisten a rebajar su nivel de vida más de lo que ya lo han hecho. Aunque siempre se pueden hacer más renuncias, quizás estemos ante un suelo en el consumo que va a llevar al ahorro a corregirse todavía más al menos hasta final de este año.

Pero no todo es negativo. Rafael Pampillón explicó, en agosto del año pasado, cómo el consumo se estaba corrigiendo. Y añadió: “conforme la recesión provoca estragos los consumidores se vuelven más ahorradores con un impacto, a corto plazo, negativo en el crecimiento económico y en los beneficios empresariales. La mentalidad de ahorro, que está aquí para quedarse, tiene efectos positivos ya que reduce las necesidades de financiación con el exterior”.

Mientras, lenta pero consistentemente, los hogares siguen reduciendo su endeudamiento. El ritmo de desapalancamiento alcanzó el -2,0 por ciento en agosto de 2011, se hizo más profundo hasta el -3,1 por ciento en junio de 2012, y el último mes para el que hay datos, que es el del pasado noviembre, alcanzaba ya el -3,6 por ciento.

Todo ello traza un cuadro que es compatible con el desplome de la riqueza de las familias españolas, que ha caído en un tercio, y es indicativo de que vamos a seguir empobreciéndonos al menos durante un año más.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.