www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

reunidos en granada

El apoyo de España a los bereberes enfada a Mohamed VI

sábado 26 de abril de 2008, 01:48h
EL IMPARCIAL ha confirmado en medios políticos marroquíes el disgusto de Rabat por la decisión de las autoridades españolas de acoger en la ciudad andaluza una cumbre de dirigentes del ilegalizado Partido Democrático Amazigue Marroquí (PDAM). La Fundación Montgomery Hart, que dirige Rachid Raha, uno de los miembros más activos del Congreso Mundial Amazigue o bereber, apadrinó el encuentro que se celebró el jueves 24 de abril en la Universidad Euro-Árabe de Granada, organismo dependiente administrativamente de la Comunidad Autónoma andaluza y de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI).

Se trata de la primera reunión pública protagonizada por el presidente del partido bereber, el abogado Ahmed Adghirni, tras su disolución por las autoridades de Rabat. El hecho de que la asamblea política del partido recién “ilegalizado” se haya celebrado en España sido interpretado por el Palacio Real como una “injerencia” en una cuestión interna marroquí.




Control del CNI y oposición de Francia
La asamblea de Granada ha sido controlada por expertos en el “dossier bereber” del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), en una operación de rutina después de que el consulado español en Rabat comunicase hace un mes que los dirigentes del PDAM habían solicitado visados para viajar a España a un encuentro a celebrar en Granada.

Según ha podido saber EL IMPARCIAL en medios cercanos al servicio secreto español, el Consulado de Francia en la capital marroquí se opuso a que se otorgase visado a los militantes del PDAM, amparándose en la actual normativa de países del grupo Schenguen por la que cuando se solicita el visado a uno de los consulados de un país miembro, en este caso España, el trámite se envía al centro de datos de Estrasburgo (Francia), y cualquier país del grupo Schenguen se puede oponer al mismo.

París vetó la concesión de los visados, que tardaron cerca de un mes. Al final, y debido a la presión de las autoridades españolas, los dirigentes beréberes obtuvieron autorización para viajar a España tan sólo dos días antes de la reunión.

Aviso a Rabat
“Lo que más ha molestado al Palacio Real es que el visado se les concedió después de que el PDAM fue ilegalizado, lo mismo que la autorización para utilizar la sala de conferencias de la Universidad Euro-Árabe de Granada”, señalaron a EL IMPARCIAL fuentes gubernamentales españolas. Los medios políticos marroquíes arriba citados interpretan la actitud de “firmeza” española como un aviso a las autoridades de Rabat del malestar que está causando entre las grandes empresas españolas el ver cómo Francia acapara, día tras día, los mejores contratos y acuerdos que firma el Reino de Marruecos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios