www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Venezuela capital La Habana

domingo 13 de enero de 2013, 08:49h
La enfermedad de Chávez está marcando la agenda política de Iberoamérica. Se da, así mismo, la curiosa circunstancia de que para visitar al presidente de Venezuela sus homólogos de Perú y Argentina no acudan a Caracas, sino a La Habana. Da la impresión de que los designios del país se rigen desde la capital cubana, ahora también venezolana.

Más allá de simpatías personales, los paniaguados del chavismo van a La Habana para asegurarse de que no varía el statu quo de los petrodólares venezolanos con que Chávez sustenta su proyecto. Durante estos últimos años, el caudillo bolivariano ha estado manejando a su antojo un recurso que pertenece a todos los venezolanos y utilizándolo para sus fines personales. Las malas expectativas de su salud hacen temer a los Evo Morales, Cristina Fernández de Kirchner, Raúl Castro y demás que merme una fuente de ingresos a la que nunca debieron acceder. Es lo que tiene utilizar el petróleo como arma política para apuntalar regímenes totalitarios -Cuba- o con graves carencias democráticas -Argentina, Bolivia-.

Por lo demás, Venezuela vive una parálisis institucional que en cualquier otro sitio sería fatal. Sin embargo, el desgobierno en que Chávez ha sumido al país hace que su ausencia no afecte en demasía una situación ya de por sí sumamente deteriorada. Por si esto fuera poco, ahora ni siquiera las propias leyes chavistas se respetan, ya que hasta el Tribunal Supremo venezolano actúa al dictado del chavismo, legitimando lo que a todas luces es una ilegalidad flagrante, cual es la ausencia del presidente en la toma de posesión. A día de hoy, la credibilidad de las instituciones venezolanas no puede ser más baja.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.