www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Hervé Falciani, de nacionalidad francoitaliana

El hombre más vigilado de España vale 100.000 millones de euros

lunes 14 de enero de 2013, 16:48h
Miles de millonarios españoles y europeos viven pendientes de la siguiente maniobra del informático custodiado por la Policía Nacional Hervé Falciani. Este ex trabajador del banco HSBC afirma tener en su poder multitud de datos referentes a cuentas secretas en Suiza y la Audiencia Nacional está colaborando con él para poder acceder a este jugoso caramelo que podría destapar hasta 100.000 millones en capitales evadidos al fisco.
El plan del Ministerio de Hacienda dirigido por Cristóbal Montoro para destapar a aquellos defraudadores del fisco con cuentas en el extranjero, en especial en paraísos fiscales como Suiza, cuenta con una pieza clave: Hervé Daniel Marcel Falciani.

Este ex trabajador e informático del banco HSBC se encuentra fuertemente custodiado por agentes especiales de la Policía Nacional en algún lugar de Madrid, donde vive en un piso franco vigilado día y noche desde que le fue concedida por la Audiencia Nacional la libertad supervisada desde mediados de diciembre, aunque debe presentarse dos veces por semana ante el juez.

Fuentes de la Policía y del Ministerio consultadas por EL IMPARCIAL no han ni confirmado ni desmentido este dispositivo, que corre a cuenta de Interior, ya que "no se puede revelar información de ninguna clase sobre el programa de testigos protegidos" por motivos de seguridad.

En la actualidad, apenas un pequeño número de personas conoce la ubicación real de Falciani, de origen francoitaliano, y todos ellos son altos cargos de la Policía y de Interior, que temen por su vida.

En su poder se encuentra un cierto número de material con los datos personales, profesionales y financieros de decenas de españoles con cuentas secretas en el extranjero y que él asegura podrían esconder hasta 100.000 millones de euros, aunque la Agencia Tributaria califica de descabellada esta cifra y la divide entre diez. Sea el montante final que sea, sigue siendo un caramelo demasiado dulce para que Hacienda lo deje escapar.

La gran valía de la información con la que cuenta Falciani ha obligado a poner en marcha un dispositivo de seguridad alrededor del informático a la altura de jefes de Estado o de ministros, puesto que su integridad física o incluso su vida corren peligro. Tanto es así, que algunas fuentes señalan que no da un paso fuera del piso franco sin llevar puesto un chaleco antibalas.

Hasta 130.000 empresarios, banqueros, políticos o incluso aristócratas de todo el mundo podrían encontrarse en la lista de Falciani, por lo que el odio que despierta en torno a su persona es mayúsculo y muchos son los intereses que trabajan para intentar silenciarle.

En estos momentos, Falciani, detenido en Barcelona el pasado mes de julio por presuntos delitos de revelación de secretos y vulneración del secreto bancario, está colaborando con agentes especiales de la Unidad de Delitos Financieros de la Policía Nacional (UDEF) para empezar a desencriptar la brutal cantidad de información que él mismo escondió en sus archivos personales como medida de seguridad, algo que podría llevarle meses.

A cambio, el Gobierno español, con la aprobación de la Interpol y la Europol, le ha prometido protección y garantías judiciales en caso de que la información que promete revelar sea tan valiosa como se presume.

Ya hace unos meses, el propio Falciani colaboró con la justicia francesa, que custodia el disco duro personal original del informático, al ceder las señas de 4.000 de personajes con fortunas escondidas en el extranjero, de las que algo más de medio millar contaban con nacionalidad española.

Al mismo tiempo, Suiza le reclama para llevarle ante el juez por el supuesto robo de todo este material con el que ahora cuenta, aunque la Audiencia Nacional no ha contestado por ahora a la petición de extradición.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.