www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Amstrong se confiesa a Oprah Winfrey

miércoles 16 de enero de 2013, 20:32h
No hay mentira que no pese, ni existencia de farsa en la que uno pueda instalarse impunemente o sin remordimientos hasta el final de sus días. Al menos, por regla general y tratándose de personas lo suficientemente cuerdas como para no creerse sus propios embustes. Faltan pocas horas para que se emita la entrevista realizada por la incuestionable estrella de la televisión norteamericana Oprah Winfrey a Lance Amstrong, pero ya ha trascendido, por obra y gracia de la promoción, que el ex ciclista más famoso de todos los tiempos confiesa ante la cámara haberse dopado.

La primera pregunta que surge es la de porqué Amstrong ha decidido confesar precisamente ahora, después de años negando con vehemencia todo tipo de acusaciones e, incluso, retando, en ese estilo tan suyo de personaje único e irrepetible, a que alguno se atreviese a demostrar que sí lo hizo. La famosa entrevistadora asegura que ésta, la de porqué ahora, fue una de las preguntas que realizó a su entrevistado, aunque a continuación dice que el verdadero motivo no le quedó claro después de escuchar la respuesta. En su opinión, simplemente había llegado el momento en el que Amstrong se encontraba preparado para confesar. Preparado o no, cansado o no de cargar con el peso de tanta patraña de mundial repercusión, Amstrong se reunió con sus abogados antes de la entrevista y, por otra parte, nunca ha dado la impresión de ser un hombre de los que van por ahí dando puntadas sin hilo, así que la cuestión del momento elegido por el ciclista para confesar sigue estando en el aire.

Lo cierto es que Amstrong hace mucho que dejo de tener credibilidad. Los siete títulos del Tour de Francia que le fueron retirados a causa de un informe que le culpaba de dopaje, acabaron con la mayoría de sus apoyos, y los laureles que portaba cayeron con estruendo cuando dijo que renunciaba a defenderse. Tuvo que desvincularse entonces de la fundación Livestrong, fundada en 1997 por él mismo para ayudar a personas con cáncer, enfermedad con la que también tuvo que lidiar, haciendo de esa batalla uno de los rasgos míticos de su personaje, que trascendió así de lo meramente deportivo. Amstrong llegó a convertirse en ejemplo de superación, y su carácter de intocable le permitió seguir una carrera que parecía imparable, a pesar de las voces de algunos compañeros que veían lo que nadie podía o quería ver: que el héroe internacional del deporte y de la vida tomaba poción mágica.

Después de la esperada entrevista de dos horas y media de duración, que el equipo de Winfrey no ha querido “recortar” y que se emitirá en dos partes, igual que los buenos culebrones, los pocos que aún confiaban en Amstrong tendrán que quitarse sin remedio la venda de los ojos. Pero el ciclista no sólo se enfrenta al descrédito social. Lo que más daño le va a hacer, y es ahí donde probablemente habría que buscar la oportunidad del momento, serán las enormes pérdidas económicas que se avecinan, no sólo en forma de cancelación de los patrocinios que aún le quedaban, sino de demandas como la de The Sunday Times, que reclama al ciclista derrumbado 1 millón de libras, tras haberle tenido que pagar en 2006 la suma de 300.000 libras, por publicar una historia en la que insinuaba su dopaje. O la de una compañía de seguros de Texas, que pretende recuperar los millones de dólares en bonos que pagó al ciclista por sus victorias.

Borrados sus records de los registros de la Unión Internacional de Ciclismo, Amstrong cada vez tenía menos que perder con una confesión. Y, desde luego, igual que no da puntada sin hilo, tampoco parece que sea de los que aceptan sin más y en solitario una caída al infierno. Hay voces que aseguran que Lance no tiene intención de ser el único que se pringue con el lodo y que, durante su charla con Oprah, podría haber empezado ya a dar tironcitos de la manta. Ya saben, aviso a navegantes. En todo caso, este mismo martes, pocas horas después de que se grabase la entrevista a Amstrong en su residencia tejana, la Unión Ciclista Internacional emitía un comunicado afirmando estar al tanto de los datos incluidos en su confesión ante las cámaras y haber empezado a valorar la posibilidad de que el ciclista testifique ante una comisión independiente, creada para examinar las acusaciones de que el organismo rector del ciclismo ocultó muestras sospechosas de algunos ciclistas, aceptó generosos donativos de Amstrong e, incluso, lo ayudó a evadir controles antidopaje.

Se avecina una nueva marejada en el mundo del ciclismo y puede que el momento haya llegado no sólo para Amstrong, quien, más bien, parece haberlo buscado deliberadamente. Oprah Winfrey ya ha advertido de que se trata de la entrevista más importante de toda su larga y exitosa carrera.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.