www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica económica

El desvío del déficit amenaza con más recortes

domingo 20 de enero de 2013, 19:52h
España cerrará 2012 con un déficit del 8,4 por ciento, según los cálculos de La Caixa. En esta apreciación de por dónde van a ir los tiros, el banco tiene en cuenta el cómputo de las ayudas a la banca. Así las cosas, la era de los recortes y las reformas está lejos de terminar. Por José Carlos Rodríguez
El gobierno tenía el compromiso de cerrar el año pasado con un déficit público del 6,3 por ciento. Bruselas nos había exigido antes un 5,3 por ciento, y aún antes un 4,3 por ciento de déficit, pero tal como el Gobierno iba llevando su política, era evidente que no alcanzaría ninguno de esos propósitos, y Bruselas se conformó con un 6,3 por ciento. Luego habría que añadir el efecto sobre el déficit de las ayudas a la banca, que supondría otro punto porcentual del PIB: España tendría que cerrar 2012 con el 7,3 por ciento, teniendo todo en cuenta. Según el Servicio de Estudios de La Caixa, el dato final se acercará, más bien, a un 8,4 por ciento.

Vamos primero con el análisis del banco. El principal responsable del desvío es la Seguridad Social, por el desplome de cotizantes y el crecimiento natural de sus gastos, y teniendo en cuenta la evolución de los últimos datos conocidos. Las Comunidades Autónomas no cerrarán en el 1,5 por ciento de déficit de ningún modo, concluye La Caixa. Es cierto que los efectos de las medidas del gobierno se concentran en los últimos meses. Es cierto, también, que los datos ya disponibles muestran una evolución positiva, a pesar de que tradicionalmente esos últimos meses son siempre los peores. Pero La Caixa no cree que la implementación de las cortas reformas aprobadas ya por el Gobierno sean suficientes.

Así las cosas, y según el análisis del banco, cualquier desvío de España (y sus cálculos apuntan a una diferencia entre la palabra y los hechos de un 1,1 por ciento del PIB), llevará necesariamente a que España haga más esfuerzos este año.

Cinco Días ha entrevistado a varios expertos, y su veredicto es unánime: O España acelera las reformas y acabamos en el rescate, y nos las acelera Angela Merkel. ¿Qué tipo de medidas nos esperan? Las que más suenan son las que, por ejemplo, deja caer Miguel Ángel García, de la Universidad Rey Juan Carlos: “Es muy complicado seguir bajando el déficit estructural para llevarlo al 2,5 por ciento si no se consolida la pérdida de una extra a los funcionarios o se vuelven a congelar las pensiones este año”. De modo que reformas en las pensiones y menores remuneraciones a los funcionarios. Menos empleados públicos es otra de las medidas previsibles. Pero hay más. José Luis Feito habla de subir “el IVA más bajo de Europa” y bajar las cotizaciones sociales. Desvincular los costes salariales del salario mínimo o reformar las generosas prestaciones por desempleo son otras de las ideas.

Lo cierto es que el Gobierno prometió una importante batería de medidas de reforma, que está en el aire. En septiembre hablaron de 43 leyes en el plazo de seis meses. Queda la mitad de ese plazo, y lo que se sabe es que el 40 por ciento de ellas tiene retraso.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios