www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FRANCIA Y HOLANDA, LO PARAN A TIEMPO

El Gobierno no aclara por qué todavía hay aceite contaminado a la venta

domingo 27 de abril de 2008, 14:39h
Desde el Gobierno y desde el Ministerio competente en el caso de la importación de aceite de girasol se ha dicho reiteradas veces que no es peligroso para la salud, pero recomiendan que no se consuma. Existe una alerta sanitaria desde la Comisión Europea, pero mientras en algunos países se han retenido todos los lotes contaminados tras ser avisados a mediados de Abril, aquí, en España se consiente su comercialización.

Ni el ministro de Sanidad, Bernat Soria, ni la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, han aclarado ni qué lotes estaban contaminados ni por qué no se han retirado del mercado, dejando esta decisión exclusivamente a criterio de los comerciantes.

En Holanda, el portavoz de la agencia de alimentos y mercancías (VWA), Johana Besteman, ha señalado que tienen retenidas 5.700 toneladas de una partida de aceite de girasol contaminado proveniente de Ucrania. Ha dejado claro que "no ha llegado al mercado y se encuentra retenido desde mediados de abril ".

Según la VWA, la partida de aceite adulterado llegada a Europa era de 57.000 toneladas, que además de a Holanda y a España, se exportaron a Francia, Italia y el Reino Unido.

Francia, a tiempo
Francia también ha retenido la mayoría del producto para evitar que llegara a comercializarse y el que llegó a los distribuidores se ha recuperado en su totalidad. Allí han encontrado restos contaminados en 2.600 toneladas de aceite. En Italia pasa algo parecido a lo que ocurre en España. Políticos y consumidores han pedido al Gobierno que prohíba la venta de aceite de girasol y diga las marcas contaminadas.

Por su parte, la Autoridad de Seguridad Alimentaria y Económica (ASAE) de Portugal confirmó la entrada en Portugal de aceite de girasol ucraniano que llegó al circuito comercial luso a través de una compra directa en el mercado español. Recomendó que los consumidores eviten productos de aceite de girasol, ya que no ha conseguido identificar la totalidad de las marcas y lotes nacionales que puedan haber sido contaminados.

La empresa que iba a distribuir el producto, cuyo nombre no se ha facilitado, es quien contactó con las autoridades holandesas y francesas, las cuales paralizaron inmediatamente su comercialización. La alarma sobre el aceite de girasol contaminado saltó en Francia el pasado miércoles y desde donde se avisó a la Comisión Europea, la cual alertó de forma inmediata al resto de países miembros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios