www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITADO POR LA CÁTEDRA DE CULTURA JURÍDICA DE LA UNIVERSIDAD DE GERONA

[i]Juristas de la independencia[/i]: las raíces del derecho de América Latina y su influencia española

jueves 07 de febrero de 2013, 23:37h
La Casa de América de Madrid ha acogido este jueves la presentación del libro Juristas de la independencia que, editado por la Cátedra de Cultura Jurídica de la Universidad de Gerona, aborda las bases del derecho latinoamericano originadas tras los procesos de independencia colonial del siglo XVIII y que beben del pensamiento liberal español.
Este jueves se ha presentado en la Casa de América de Madrid el libro Juristas de la independencia, un análisis de los principales conceptos jurídicos que, nacidos durante los procesos de independencia de América Latina a principios del siglo XVIII y, muchos de ellos, heredados del derecho español, siguen advirtiéndose en la base de la cultura jurídica iberoamericana actual.

Editado por la Cátedra de Cultura Jurídica de la Universidad de Gerona, referente internacional en el ámbito de la investigación, el análisis y la divulgación jurídicas, con el apoyo de la editorial Marcial Pons, el libro es una composición de textos originales de veinte de los historiadores más destacados de Latinoamérica que abordan los procesos de independencia de cada uno de los países de la región desde un punto de vista jurídico, y está coordinado por los catedráticos José María Pérez Collados y Samuel Rodrígues Barbosa.

Durante el acto de presentación, el director de la Cátedra de Cultura Jurídica, Jordi Ferrer Beltrán, ha considerado la obra casi como un acto de justicia hacia una serie de cuestiones a caballo entre la historia, el derecho y la cultura misma “a las que se ha dedicado aún poco tiempo de estudio a ambos lados del Atlántico”, esas dos piezas del mapa geopolítico mundial que, con unos lazos culturales innegables, vienen sumergiéndose en los últimos años en un proceso de renovación de sus relaciones.

Así lo ha destacado el embajador español en misión especial para las Cumbres Iberoamericanas y Asuntos Multilaterales en Iberoamérica, Diego Bermejo Romero de Torres, quien ha destacado la voluntad de los mandatarios españoles y latinoamericanos de establecer relaciones “de igual a igual” que se tomó por bandera en la última Cumbre Iberoaméricana celebrada el pasado mes de noviembre en Cádiz. “La realidad es que esta búsqueda de la igualdad en las relaciones ha venido por la situación española de crisis y la posibilidad de que Latinoamérica nos ayude a tomar impulso económico”, ha expuesto Bermejo.

En el plano jurídico que dibuja el libro, el embajador español ha recordado que dicha Cumbre aludía en su lema a la Constitución gaditana de 1812 (“Una relación renovada en el bicentenario de la Constitución de Cádiz”). No es baladí, según Bermejo, puesto que ‘La Pepa’ es un referente fundamental en las Constituciones de Colombia, Venezuela, Perú y otros países de Sudamérica. Tanto en el caso español como en el latinoamericano “estos textos constitucionales supusieron la ruptura entre antiguos y nuevos regímenes”, ha señalado, “pero tratando de que no sea traumática”.

En este sentido también se ha expresado durante la presentación de Juristas de la independencia Fernando García Cortázar, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Deusto y director de la Fundación Dos de Mayo. El derecho, según García Cortázar, funciona de “vínculo” entre la cultura española y la latinoamericana aún en plenos procesos independentistas a diferencia de otros aspectos más rupturistas o cuestiones de las que renegaron las nuevas naciones con respecto a la metrópoli. “El gran pensamiento español del siglo XVI aparece en los textos constitucionales de las repúblicas hispanoamericanas a pesar de que se rechazaba aparentemente toda influencia colonial”, ha explicado.


Fernando García Cortázar, Diego Bermejo Romero de Torres, Jordi Ferrer Beltrán, José María Pérez Collados y Jordi Canal durante la presentación deJuristas de la independencia en Casa de América este jueves.


Según el catedrático de Deusto, esas Constituciones nacidas tras la independencia tuvieron la ardua labor de equilibrar el concepto de nación en cada uno de los nuevos Estados neonatos con el de la gran nación latinoamericana que estaban llamados a crear entre los ciudadanos de todos ellos.

Para Jordi Canal, catedrático de Historia del Derecho en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París, la obra “aborda una cuestión fundamental” puesto que los procesos de independencia de América Latina suponen “uno de los acontecimientos que han dado lugar al mundo contemporáneo y no se ha tenido en cuenta lo suficiente” y en el que “los juristas tuvieron un papel esencial”.

Aquí radica precisamente uno de los grandes déficits de la cultura jurídica latinoamericana que se arrastra hasta hoy, según ha indicado uno de los coeditores del libro, José María Pérez Collados. “La forma, rápida y espontánea, en la que nacen los Estados de Iberoamérica una vez concluidos los procesos de independencia se traduce en la construcción de ficciones”, ha opinado, para aclarar que bajo su punto de vista el derecho crea una idea de nación que no es real, sino algo a lo que los ciudadanos han de tender, y que termina creando una sociedad “de alguna manera frustrada” por no ser “como su reflejo jurídico le dice que sea”.

El investigador de la Cátedra de Cultura Jurídica asegura que en Latinoamérica “siempre ha habido problemas de aplicación práctica” del derecho y que, a pesar del intento de cambio que se dio a finales del siglo XX y que se hizo llamar Nuevo Constitucionalismo Hispanoamericano, los textos constitucionales “siguen siendo ficción”. “Son Constituciones muy hermosas pero que continúan significando un fracaso en derecho político al no saber adaptarse a la sociedad y erigirse como un futuro al que hay que dirigirse”, ha zanjado.

También se ha referido a esta visión jurídica, casi utópica, de lo que ha de ser la sociedad latinoamericana, el catedrático de la Universidad de Deusto, García Cortázar, quien ha ironizado al decir que “habría que pasarle este libro a determinados jefes de Estado de esas repúblicas para que no se olviden de os principios fundamentales de convivencia ni del deseo constitucional de una sociedad más justa y más libre”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios