www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ha anunciado que la evangelización será uno de sus grandes objetivos

El argentino Jorge Mario Bergoglio, nuevo Papa con el nombre de Francisco

miércoles 13 de marzo de 2013, 19:11h
Como ya adelantó Luis María Anson hace unos días en su columna Al Aire Libre, el nuevo Papa es de origen Iberoamericano. El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio ha sido elegido Sumo Pontífice y ha escogido el nombre de Francisco.

El nuevo pontífice, jesuita de 76 años, es el 266 Papa de la Iglesia Católica y el primero de América Latina. Sucede a Benedicto XVI, quien renunció el pasado febrero. El anuncio de la elección del 266 papa de la historia de la Iglesia lo hizo el primer cardenal de los diáconos (el Protodiácono), el francés Jean Louis Tauran.

El nuevo pontífice fue el segundo más votado en el cónclave de 2005, en el que fue elegido el alemán Joseph Ratzinger, Benedicto XVI.

El bonaerense se ha asomado al balcón de la Plaza de San Marcos, donde se han congregado decenas de miles de jóvenes, para dar la bendición Urbi et Orbi y para dedicar unas breves palabras a la multitud. “Estoy agradecido por la acogida”, ha dicho el Papa recién elegido, cuyas primeras palabras han sido dirigidas al Papa emérito Benedicto XVI, por quien ha pedido una oración.

“Recemos unos por los otros, por todo el mundo”, ha afirmado Francisco I al tiempo que ha anunciado que comienza un camino de la Iglesia que aspira que sea “bueno para la evangelización”.

Los 115 cardenales reunidos en cónclave en la capilla Sixtina eligieron al nuevo Pontífice en la quinta votación, llevada a cabo en la segunda jornada. La fumata blanca salió de la chimenea de la Capilla Sixtina a las 19.08 hora local (18,08 GMT).

Los 115 cardenales han tardado poco más de 25 horas en elegir al sucesor de Benedicto XVI. La rapidez en la elección mantiene la tónica de los últimos decenios, en los que no se han superado las once votaciones. Pío XII fue elegido con tres votaciones y en apenas 24 horas; Juan Pablo I, con cuatro; Benedicto XVI con cuatro, Pablo VI, con cinco; Juan Pablo II, con ocho, y Juan XXIII, con once.