www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RAJOY, MAS, EL DINERO

martes 19 de marzo de 2013, 10:42h
Hace poco más de un año, Arturo Mas vino a Madrid a pedirle dinero a Mariano Rajoy para pagar las deudas de la Generalidad. El presidente despachó al líder catalán sin cajas destempladas. No tenía dinero y andaba asfixiado por la crisis. Se equivocó. Debió dar esperanzas y algún dinero a Mas para evitar lo que ocurrió después. A diferencia de otras Autonomías, Cataluña dispone del chantaje de la secesión. El Arturo Mas chasqueado puso en marcha la operación que se le fue de las manos y no pudo controlar. Terminó convirtiéndose en una marioneta de Oriol Junqueras.
Arturo Mas ha vuelto de nuevo las manos hacia Rajoy para implorar el dinero que necesita. En mi opinión, Rajoy no debe despacharle con un puntapié en el rabel. Ciertamente la actitud de Arturo Mas ha sido deleznable. Pero la política exige tragarse los sapos sin pestañear. Rajoy debe reafirmar el respeto sin fisuras a la Constitución y hacer lo posible por escindir a Mas de la tutela de Junqueras. Se trata de entregarle el dinero que necesita a cambio de que dé marcha atrás en el soberanismo. Para permitir que salve la cara, Rajoy tiene que ofrecerle alguna carta. En mi opinión, nunca la consulta a los catalanes, claramente anticonstitucional aunque se dulcifique. Sí puede aceptar que Arturo Mas plantee en el Congreso de los Diputados, conforme al Título X de la Constitución, artículos 166-169, la reforma con la pretensión aprobada en el Parlamento catalán. Así lo hizo Ibarreche. El Congreso de los Diputados rechazaría lógicamente las aspiraciones secesionistas y se habría zanjado la cuestión por la senda constitucional.
Rajoy tiene que caminar con pies de plomo si no quiere errar de nuevo en el trato con Mas, enrareciendo aún más un contencioso como el catalán bastante más grave que la crisis económica.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.