www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

defensa

Las misiones en el exterior afrontan un abril movido con relevos en Afganistán y Líbano

domingo 31 de marzo de 2013, 10:30h
El próximo sábado la fragata "Numancia" relevará a la "Méndez Núñez" en el Índico.
Las misiones en el exterior afrontan un mes de abril movido, con el envío de militares a Mali, y los relevos de los contingentes desplegados en Afganistán y Líbano -en pleno proceso de repliegue-, así como la cesión del mando en la operación "Atalanta" de lucha contra la piratería en el Índico.

La primera misión afectada será la desplegada en los mares del Índico, ya que el próximo sábado la fragata "Numancia" relevará a la "Méndez Núñez", que dejará de ejercer como buque insignia de la operación "Atalanta" de la UE.

Esta fragata de combate ejerce desde el pasado diciembre como buque de mando de "Atalanta", con el vicealmirante Pedro García de Paredes al frente de la fuerza naval europea.

La "Numancia" se unirá al buque de acción marítima "Rayo", que desde el pasado 1 de marzo se encuentra en la operación "Atalanta".

Además España tiene desplegado en Yibuti, un avión P3-Orion, con un destacamento aéreo de unos 50 militares

Desde que se puso en marcha "Atalanta", en diciembre de 2008, han participado cerca de 20 buques de superficie, equipos operativos de Infantería de Marina, unidades de Guerra Naval Especial y el Centro de Vigilancia Marítima de Cartagena.

La segunda misión que sufrirá cambios a lo largo de este mes de abril será la de El Líbano, que desde hace un año está siendo reducida de forma progresiva y paulatina.

A mediados de abril está previsto que comience la rotación del contingente, que ya en el último relevo del pasado noviembre se quedó reducida en un 31 por ciento.

El repliegue ya se inició en mayo del pasado año de forma simbólica, con el regreso de unos 60 efectivos.

El nuevo contingente que se desplace a la base española en Marjayún acudirá con unos 600 efectivos, cifra inferior a los anteriores, según fuentes militares.

El compromiso del Gobierno, según explicó el ministro de Defensa, Pedro Morenés, es que España retiraría antes de final de año hasta el 50 por ciento del contingente militar en el Líbano.

En Líbano, España se encarga de garantizar la vigilancia del cese de las hostilidades, el apoyo y asistencia a las Fuerzas Armadas libanesas para que extiendan su control entre el río Litani y la Línea Azul pactada con Líbano, como línea de separación entre ambos países pero sin constituir, hasta ahora, una frontera reconocida a nivel internacional.

Por otra parte, también está previsto para finales de abril el relevo de personal en Afganistán, según han confirmado a Efe fuentes militares.

En Afganistán ya ha comenzado el repliegue desde la base de Qala i Naw a la de Herat, con el traslado de material, vehículos y personal.

Dentro de ese proceso de repliegue, medio centenar de militares han regresado a España la pasada semana, principalmente personal que trabajaba en las bases de combate de Ludina y Moqur, cerradas recientemente.

Se prevé que España deje Qala i Naw el próximo otoño, con lo que dejará la provincia de Badghis y su presencia en Afganistán se limitará a Herat, desde donde se culminará el repliegue completo en 2014.

A todo ello hay que sumar que la UE espera poner en marcha en abril su misión de adiestramiento en Mali, denominada EUTM-Mali, que cuenta con un mandato inicial de quince meses y prevé proporcionar asesoramiento y adiestramiento militar a las fuerzas armadas del país.

España aportará medio centenar de militares a esta misión, por lo que está previsto que el envío de los primeros militares españoles se realice a mediados de abril, según fuentes militares.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios