www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL SINDICALISMO VERTICAL DE LA DICTADURA MÉNDEZ

viernes 12 de abril de 2013, 12:51h
Nadie pone en duda la calidad personal y la capacidad de Cándido Méndez. Su persona merece profundo respeto. En buena práctica democrática no debió pasar de 8 años al frente de UGT. Lleva 19. Los propios sindicalistas hablan de la “dictadura Méndez”.
Ni Franco se atrevía a tanto. Resulta que el 99,85% de los delegados del 41 Congreso Federal del sindicato han votado a favor de Cándido Méndez y su gestión. Son resultados equiparables a los que obtenía Franco, a los del rumano Ceausescu, a los del apogeo del estalinismo.
Parece una burla. En plena democracia, en un sindicato cuyos gastos desmesurados los sufraga al 90% el dinero público, todo, por cierto, sin el debido control del Tribunal de Cuentas, su líder se alza con el 99,85% de los sufragios y obliga a comulgar con ruedas de molino a los afiliados y simpatizantes de una central sindical que se ha convertido en un gran negocio y en agencia de colocación en favor de los parientes, amiguetes y paniaguados de los dirigentes del propio sindicato. UGT ya no tiene como objetivo preferente la defensa de los derechos de los trabajadores sino la defensa de los intereses del propio sindicato.
Con todo, lo más asombroso es el cinismo. El cinismo de unas cifras propias de sistemas totalitarios. Y, así mismo, la permanencia en el poder al mejor estilo de las dictaduras. Un escándalo más que emborrona la imagen del sindicalismo.

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios