www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crítica de arte

Made in Spain: realismo contemporáneo español

lunes 22 de abril de 2013, 17:25h
Una generación de artistas realistas españoles contemporáneos se da cita en la Galería Santiago Echebarría de Madrid en una exposición titulada Made in Spain que puede visitarse hasta el 31 de mayo y que actúa de contrapunto a la muestra que acoge el Museo Thyssen sobre hiperrealismo o, cabría decir, sobre fotorrealismo estadounidense.
Con espíritu reivindicativo y altas dosis de compromiso con la idea de concebir la pintura como un vehículo de expresión y reflexión y no un mero objeto de valor, representantes del realismo contemporáneo español exponen una selección de su obra en la Galería Santiago Echeberría en Madrid en una muestra que puede visitarse hasta el 31 de mayo.

Denostado por buena parte de la crítica y marginado por coleccionistas y museos, el realismo español clama por una atención que no termina de llegar y que sus defensores, quienes lo ponen en práctica, anhelan casi desde el desaliento por no ver reconocido su trabajo, salvo contadas excepciones como la de Antonio López.

Planteada como contrapunto a las obras reunidas por el Museo Thyssen en la exposición Hiperrealismo, en la que están presentes artistas foráneos, a excepción de Bernando Torrens, las piezas que pueden contemplarse en esta muestra dan cuenta de la heterogeneidad de las propuestas españolas englobadas en el estilo realista, lo que invita a pensar que se trata de un lenguaje en fase de reciclaje que evita estancarse.

Pintores como Eloy Morales, Miguel Ángel Moya, José Luis Corella, Pedro Campos o Edgar Mendoza están presentes en esta muestra, en la que en la mayoría de los trabajos se percibe la huella del artista y la improvisación sobre la planificación; lo que difiere en buena medida de lo expuesto en el Thyssen.

Así pues, el eclecticismo de las obras reunidas encandila precisamente por su variedad, lo que convierte la visita en un recorrido plural que no hastía, pero también porque deja constancia de la interesante labor artística llevado a cabo por una generación de pintores cuyas aportaciones son dignas de reseñar.

Las pinceladas que se distinguen en Terminal de Valencia de Miguel Ángel Moya alejan a esta obra de la concepción posmodernista de la reproducción y de la pérdida del aura o, si se quiere, como decía Barthes, de la muerte del autor. Lo mismo ocurre en las piezas firmadas por Golucho, Vaso con flor de membrillo y María y Alicia, en las que la textura del lienzo da pistas del proceso de creación.

El visitante con cierta capacidad para reflexionar y, sobre todo, con sensibilidad, logrará captar la atmósfera o la representación del aire, como gusta expresarlo a los artistas, en obras como Pintura en mi cabeza, de Eloy Morales, 2013, de Edgar Mendoza, Caballero de Gracia, de Pedro del Toro, o Manhattan, de Moya.

Dado que una de las características de esta exposición es precisamente mostrar el amplio abanico de lenguajes en los que se mueven los artistas realistas españoles, no faltan obras que, sin caer en el verismo frío e inexpresivo del fotorrealismo estadounidense, logran en su factura una impresión hiperrealista. Es el caso de los óleos de José Luis Corella, Waverty Restaurant y Lady Plastic, así como el lienzo de Pedro Campos titulado Kitchens.

Información sobre la exposición:

Lugar: Galería Santiago Echebarría. Calle Castelló 120, Madrid.

Fechas: del 19 de abril al 31 de mayo.

Horarios: de 11:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 21:00 horas de lunes a sábados (sábado cierra por la tarde)

Entrada: gratuita.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.