www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ocupan tres a los pies del Corcovado

La Policía ocupa las favelas de Río para la visita del papa Francisco

martes 30 de abril de 2013, 11:13h
Río de Janeiro comienza los preparativos para recibir este julio al papa Francisco. Para ello ha comenzado un proceso de pacificación de las favelas al pie del cerro del Corcovado que alberga el colosal Cristo Redentor, a fin de garantizar la seguridad durante la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud, en donde el pontífice argentino hará su debut en giras internacionales.
PIE DE FOTO


Unos 420 policías ocuparon este lunes, a dos meses de la visita que el papa Francisco realizará a la ciudad brasileña de Río de Janeiro, tres favelas de esta ciudad ubicadas en las faldas del cerro del Corcovado, informaron fuentes oficiales.

Los agentes de la Policía Militarizada de Río de Janeiro ingresaron a las tres barriadas a las 5.30 hora local (7.30 GMT) y en sólo treinta minutos, sin ninguna resistencia y sin realizar ni un único disparo, dieron por dominadas todas sus callejuelas.

Las barriadas populares ocupadas fueron las de Cerro-Corá, Guararapes y Vila Cándido, favelas en las que viven cerca de 3.000 personas y que están próximas a la estación desde donde se toman los trenes que trepan el cerro del Corcovado hasta el Cristo Redentor, una de las mayores atracciones turísticas de Río de Janeiro.

El papa Francisco participará en Río de Janeiro de la Jornada Mundial de la Juventud, que se realizará entre el 23 y el 28 de julio, y, aunque su agenda aún no ha sido divulgada, versiones de prensa indican que puede realizar una visita al Cristo Redentor, el enorme monumento que puede ser visto desde cualquier ángulo de la ciudad y que pertenece a la iglesia católica.

El gobierno regional de Río de Janeiro informó que la ocupación de las barriadas estaba prevista y que forma parte de la política de pacificación iniciada en 2008 para expulsar de las favelas a las bandas de narcotraficantes que las controlaban.

Dicha política ha permitido la instalación de las llamadas Unidades de Policía Pacificadora (UPP), que son puestos permanentes de policía y de servicios de salud y de educación, en numerosas favelas que antes eran dominadas por pistoleros.

Según la gobernación de Río de Janeiro, la policía instalará en Cerro-Corá su trigésima tercera UPP, que atenderá también las necesidades de Guararapes y Vila Cándido.

El puesto contará con 190 agentes de la Policía Militarizada de Río de Janeiro que terminaron su formación este año. Estos agentes tan sólo se ingresarán a las favelas en aproximadamente un mes, una vez los miembros del Batallón de Operaciones Especiales, principales responsables por la ocupación, concluyan todas las labores de rastreo y de búsqueda de prófugos, armas, drogas y objetos robados.

Con la instalación de la UPP en Cerro-Corá, la gobernación de Río de Janeiro considera "pacificadas" prácticamente todas las favelas de la turística zona sur de la ciudad, que concentra la mayoría de los hoteles y le las atracciones visitadas por los turistas.

Según la gobernación de Río de Janeiro, con el refuerzo de 8.000 nuevos agentes de policía en 33 UPP en toda la ciudad, las autoridades pueden garantizar ahora seguridad en 221 áreas que no eran atendidas y en las que viven cerca de 1,5 millones de personas.

La política de pacificación prevé que hasta el Mundial de fútbol que Brasil organizará en 2014 Río de Janeiro cuente con 40 UPP en funcionamiento y que todas las favelas de la ciudad estén ocupadas en 2016, cuando la ciudad organizará los Juegos Olímpicos.