www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Para reforzar la su "plan de seguridad"

Maduro ordena la militarización del estado que gobierna Capriles

martes 07 de mayo de 2013, 09:49h
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien este martes iniciará una gira por los países del Mercosur, anunció que ordenará el despliegue del Ejército venezolano en varios municipios de Caracas y el estado Miranda, en donde el líder de la oposición, Henrique Capriles ejerce de gobernador. Según el mandatario, la medida responde a un plan para reforzar su " plan de seguridad".
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado que desplegará a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) en varios municipios de Miranda y Caracas, bastiones opositores, en el marco de un plan de seguridad.

"En un plan especial para proteger al pueblo de Venezuela, nuestra milicia, nuestra FANB, saldrán a la calle. Así lo anuncio", ha dicho en una de las llamadas asambleas populares, que se ha celebrado este lunes en Caracas.

Maduro ha explicado que este despliegue se enmarca en el Movimiento por la Vida y la Paz. "Estamos empeñados en pasar de una cultura de la violencia, del culto a las armas, a la droga, a la muerte, a una cultura de la vida, del amor a las cosas buenas", ha indicado.

El líder socialista ha detallado que el plan se desarrollará a través de dos líneas de trabajo: una que tendrá lugar en los barrios, "con el pueblo organizado", y otra que consistirá en "la aplicación de la autoridad" por parte de la FANB.

Maduro ha anunciado que el despliegue militar comenzará en los municipios de Petare y Baruta, ubicados en el estado de Miranda, porque son los que presentan mayores índices de criminalidad, según ha sostenido, debido a la ineficacia de sus fuerzas de seguridad.

"No por sus funcionarios, porque hay muchos decentes y honestos, y nosotros les mandamos un saludo. Por los jefes, porque quienes dirigen la Policía de Miranda son unos 'malandros', son los que dirigen el secuestro y el sicariato", ha denunciado.

El presidente venezolano ha adelantado que el despliegue militar se extenderá a los municipios de El Valle y Antímano, en Caracas, una vez completado en Miranda.

Miranda y Caracas son, precisamente, los principales bastiones de la oposición. En Miranda gobierna el líder de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), Henrique Capriles, que ha impugnado las elecciones presidenciales del pasado 14 de abril, y el Ayuntamiento de Caracas está en manos de Antonio Ledezma, sucesor virtual de Capriles.

Nueva impugnación de los comicios

Entre tanto, Capriles ha anunciado que este martes presentará otro recurso ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para impugnar las elecciones presidenciales celebradas el pasado 14 de abril en Venezuela.

"El día de mañana (martes) va a ser consignado otro recurso que contempla cada una de las irregularidades que el comando Simón Bolívar ha recibido (en relación a las elecciones presidenciales)", ha anunciado en una entrevista concedida a la cadena privada Globovisión.

Interrogado sobre las supuestas irregularidades, Capriles ha apuntado a "los centros de votación donde hubo conflicto". "Por ejemplo, en los que se retiraron los testigos electorales, en los que Maduro sacó más votos que Chávez, en los que hay casos de homónimos y de personas fallecidas en el registro electoral", ha detallado.

El líder opositor ha aclarado que tanto este recurso de impugnación como el que presentó el pasado jueves ante el TSJ "son producto de la negativa (del Consejo Nacional Electoral, CNE) a hacer una auditoría" con las condiciones de la MUD.

La coalición opositora ha exigido que se cuenten una a una todas las papeletas --verificando las huellas dactilares-- y que se cotejen con las máquinas, los cuadernos y las actas de votación. El CNE, por su parte, ha considerado que es suficiente con revisar las máquinas de votación.

"Es importante recordarlo porque el CNE arranca hoy (lunes) con una auditoría que es una farsa porque no quiere mostrar todos los documentos que respaldan los votos y producto de esa situación vamos al TSJ", ha insistido.