www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

"está preparado para usar"

Un proyecto educativo para la ESO enseña el valor de la innovación y la competitividad

miércoles 22 de mayo de 2013, 14:00h
Un programa educativo creado por el equipo educativo de la Ciudad Tecnológica Valle del Nalón (Valnalón) impulsa en los alumnos sus habilidades para la innovación y el emprendimiento necesarias para las empresas.
Una fregona que no necesita cubo, una jarra para personas con Parkinson con las que no se derrama el agua, un paraguas con capa extensible que cubre todo el cuerpo, un atril automático para pasar las partituras de los músicos o un cesto para sacar la ropa de la lavadora dirigido a personas con discapacidad son ideas que pueden resultar muy útiles en nuestro quehacer diario. Lo curioso es que estos inventos no son de ninguna multinacional –que lo podrían ser–, sino de alumnos que en su clase de Tecnología han pensado, evaluado, realizado, patentado (simbólicamente) y vendido al público objetivo. Es decir, han seguido todo el proceso desde la idea inicial de un invento hasta su puesta en el mercado.

La puesta en marcha de estos proyectos surge como consecuencia de una iniciativa del equipo educativo de la Ciudad Tecnológica Valle del Nalón (Valnalón), en colaboración con Cotec, a través del Programa Educativo de Tecnología, Innovación y Trabajo (PETIT), que impulsa de forma notable las habilidades innovadoras y emprendedoras, así como la motivación de los estudiantes. Unos 1.100 alumnos de 32 colegios e institutos empezaron a funcionar con este modelo en Asturias en el curso 2007-2008. Recientemente también se han incorporado centros de Madrid.

PIE DE FOTOEl objetivo de este programa, como ha apuntado este miércoles en la sede de Cotec la coordinadora del Área de Formación de Valnalón, Mónica Barettino, es “desarrollar el espíritu emprendedor de los alumnos” porque “la sociedad necesita una ciudadanía emprendedora”. Así, con esta metodología, insiste, se busca generar en el profesorado “actitudes favorables a la innovación” e impulsar en los estudiantes “el valor de la ciencia”.

En este sentido, el director general de la fundación para la innovación tecnológica Cotec, Juan Molet, ha valorado este programa educativo porque “hay que preparar a las personas para la competitividad” poniendo de relieve que “no se trata sólo de enseñar cosas sino de aprender para qué sirven”. Por ello, Molet ha apremiado a los dirigentes políticos en materia educativa que pongan el foco en esta “nueva forma de educar” porque, además, “está preparado para usar”. “Hay material y hay experiencia”, ha destacado.

Quien ha probado ya con éxito el programa es el jefe de estudios del I.E.S. “Ramiro de Maeztu” de Madrid, Manuel Blázquez, que ha destacado lo fácil que ha sido insertar este sistema en la clase de Tecnología, así como los resultados tan positivos que se ha obtenido tanto para los alumnos, que han ganado en motivación y en solución a problemas cotidianos, como para el profesorado, que han mejorado en la scalificaciones y en su relación con los alumnos, pasando de mero “conseguidor” de medios a “facilitador” o “guía” en sus proyectos.

Además, Blázquez ha resaltado que Petit introduce el "concepto de empresa e innovación", aspectos desconocidos antes en toda la formación educativa de los menores.

Por su parte, el subdirector general de Cotec, Federico Baeza, ha explicado que el Ministerio de Educación ha mostrado interés por un programa cuyo “fundamento es hacer a los alumnos dueños de sus proyectos” y que ha dado unos resultados “sorprendentes”, pero que “busca la forma de llevar este modelo al resto de asignaturas”.

Para terminar, la coordinadora del Área de Formación de Valnalón, Mónica Barettino, ha invitado a conocer más de cerca este programa educativo en InnovaPetit, la feria que se celebrará el próximo 30 de mayo en Gijón donde se presentarán las innovaciones desarrolladas por los alumnos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios