www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El fundamentalismo que nos invade está al caer

domingo 16 de junio de 2013, 17:28h
Sólo hay que darse una vuelta por una de las más bellas ciudades del mundo, Granada, allí donde los Reyes Católicos remataron la Reconquista en 1492 para comprobar que la llamada globalización tiene sus riesgos. Por ese pasillo que crea al río Darro, entre la majestuosa Alhambra y el barrio del Albaicín, encalado de un blanco deslumbrante, desde donde se contempla la más hermosa puesta de sol del mundo, al reflectar los últimos rayos de luz sobre los dorados muros del palacio árabe. Pues allí, justo allí, no hay comercio ni chiringuito que no esté regentado por musulmanes del Magreb o vaya usted a saber de dónde.

Gente trabajadora y seria, que dedica su tiempo a atender con amabilidad a los clientes y a vender postales o coca-colas. Gente, en su mayoría, que han venido a España para huir de la miseria de sus países. Algunos legalmente y, otros, en pateras. Pero aquí están y muchos de ellos ya son españoles. De momento y, sobre todo, en Andalucía, Al Andalus, donde ya son casi mayoría. Pero también en Madrid, Barcelona, Valencia….

En Alemania, en el cinturón de París, en Londres y en buena parte de Europa o América, en Nueva York y Washington, sobre todo, la masiva entrada de musulmanes parece imparable. No hay nada malo en ello. Salvo que en el futuro todos esos hombres serán nacionalizados, sus hijos, ciudadanos de pleno derecho y falta muy poco para que los pueblos y ciudades de medio mundo estén regentados por gentes cuya religión y cultura chocan con la nuestra. Entre otras cosas, porque tienen hijos de tres en tres, mientras que los occidentales no suelen pasar de la parejita. Nos gana por goleada. Y, porque buena parte de ellos serán captados por grupos radicales cuyo único objetivo es destruir los valores democráticos y libres de Occidente.

En otro sentido, ya ocurre en muchos Ayuntamientos de los pueblos del Levante español, cuyos alcaldes son alemanes o ingleses, pues la mayoría de sus habitantes provienen de esos países. Pero su cultura y estilo de vida se adaptan a los nuestros. Aunque beban cerveza caliente como cosacos y embadurnen de kétchup la paella.

Pero el fundamentalismo radical es un veneno que se va colando en las entrañas de Occidente sin que haya manera de pararlo. De hecho, los últimos atentados de Londres y Boston estuvieron ejecutados por ciudadanos ingleses y americanos, aunque su origen fuera de países musulmanes. Es la nueva invasión: más sutil, larvada, silenciosa.

Pero el futuro de buena parte de nuestra clase política puede estar en poco tiempo en manos de musulmanes y unos pueden ser moderados, pero otros, no. Y las mezquitas invadirán nuestras ciudades. De hecho, Marruecos subvenciona a las familias que vienen a España o a cualquier país europeo por cada hijo que tienen, pues si nacen en nuestro país se convierten automáticamente en españoles de pleno derecho. La Reconquista, pero al revés.

No se trata de xenofobia. La cultura árabe tiene unos enormes valores artísticos y literarios. Y ahí está La Alhambra, como ejemplo de uno de los más impresionantes monumentos del mundo, una obra de arte donde sólo se oye el plácido sonido del agua de las fuentes y los canales bajo el silencio de sus preciosos techos artesonados, bajo sus perfectos arcos mozárabes o entre los recovecos de sus pulidos jardines. Nuestra gastronomía (sobre todo, los dulces, como el turrón), nuestra lengua (muchas de las palabras que empiezan por “al”), nuestros monumentos (el Palacio Medina Zahara y la Gran Mezquita, en Córdoba; los Reales Alcázares de Sevilla; el propio pueblo morisco del Albaicín...) tienen origen árabe. Un valiosísimo legado. Pero si los radicales toman el poder en nuestros pueblos y ciudades, poco a poco, sutilmente, la cultura occidental se quedará relegada, aplastada ante la avalancha de los musulmanes. Y queda poco.

Joaquín Vila

Director de EL IMPARCIAL

JOAQUÍN VILA es director de EL IMPARCIAL

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios