www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

En la India

Jóvenes españoles financian una universidad para pobres

sábado 03 de mayo de 2008, 11:35h
La iniciativa surgió hace varios años cuando el jesuita indio Eric Mathias se propuso acabar con la discriminación que sufren los "dalits" -en hindi significa oprimidos, aunque son más conocidos como 'intocables' porque literalmente nadie los toca- ya que, según el sistema de castas indio, no nacieron de Dios y, por lo tanto, no tienen derecho a nada.

María Quesada, una de las integrantes de la asociación, estudiante de periodismo y que este año repite como voluntaria en la India, asegura que los 'dalits' hacen "los trabajos más degradantes de la sociedad como limpiar letrinas o trabajar el cuero, que es impuro al igual que todo lo que tenga que ver con sangre o excrementos". "No tienen acceso a la educación ni a la salud -los médicos no quieren tocarles- y ellos mismos tienen tan asumida su situación que hasta a sus propios hijos les ponen nombres como Escoria u otros similares", explica.

Según destaca María, "ni siquiera pueden andar o vivir por determinadas calles del poblado; tampoco les está permitido coger agua del pozo, y, todo ello, sólo por el hecho de haber nacido 'dalit'".

Miguel Santos, otro de los universitarios que colabora en el proyecto, dice que el sistema de castas fue legalmente abolido por la constitución india en 1947, pero que en la práctica continúa vigente. "Tanto es así que en 1989 el Gobierno se vio obligado a aprobar una Ley de prevención de atrocidades para luchar contra las violaciones, linchamientos y demás salvajadas perpetradas contra los 'dalits'", precisa Miguel.

Los jóvenes de la asociación Proyecto India cuentan que cuando estuvieron el pasado julio ayudando a Enric se quedaron "tan enamorados de su proyecto" que decidieron crear una sociedad para apoyarle desde España y recaudar fondos.

María Quesada explica que, además de la universidad para "dalits", la asociación tiene en marcha otras iniciativas como la creación de un centro de formación profesional y de un centro médico en Manvi y en Pannur, que empezaron a construir el verano pasado "cavando con sus propias manos".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.