www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Tras una grabación de líderes de la oposición

Maduro pide "lealtad chavista" a las Fuerzas Armadas venezolanas

lunes 01 de julio de 2013, 10:18h
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió "lealtad chavista" a las Fuerzas Armadas, tras dar por buena una grabación que presuntamente compromete a el secretario general de la opositora Mesa de la Unidad, Ramón Guillermo Aveledo, en un supuesto plan de golpe de estado con EEUU.
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dio por buena una grabación en la que el líder opositor Ramón Guillermo Aveledo figura como supuesto solicitante en EE.UU. de un golpe de Estado y pidió lealtad a la "chavista" Fuerza Armada.

"Fue al Departamento de Estado de Estados Unidos a pedir la intervención en Venezuela (...), tal como lo acusó esta diputada que andaba con ataque de cólera (...), ella que había sido ungida por los antiguos mandatarios se siente que le sacaron la silla", dijo el jefe de Estado en un discurso televisado de un acto militar.

El partido oficialista de Venezuela presentó el miércoles pasado una grabación en la que la diputada opositora María Corina Machado revela la visita de Aveledo a Washington, donde ella fue recibida en 2005 por el entonces presidente, George W. Bush.

Aveledo es titular de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Tras la difusión de la grabación, Machado declaró que "registró delictivamente" una conversación suya con un académico, que el oficialismo la editó para hacerla figurar como reemplazada por Aveledo como representante internacional de la MUD.

"Este politiquero de la derecha fascista Ramón Guillermo Aveledo, lo nombro con nombre y apellido, porque el pueblo tiene que conocer quiénes son, es el jefe ungido de la derecha venezolana a partir de ahora", remarcó Maduro en un acto de ascenso a los miembros de la Guardia Presidencial.

Además de haber ido a Washington a pedir una asonada, Aveledo y otros "politiqueros", añadió el gobernante, "andan tocando puertas buscando algún traidor" en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y para ello "ofrecen grandes sumas de dinero, de dólares envenenados", subrayó.

"No podemos estar endulcorando ni perfumando el excremento: la verdad verdadera es que ellos quieren restaurar" el sistema bipartidista democristiano-socialdemócrata que se alternó el poder el medio siglo anterior al primer triunfo en 1998 del recientemente fallecido presidente Hugo Chávez, sostuvo Maduro.

Añadió que para eso están empeñados en hacer "colapsar la economía, destruir la moral pública y llenar de violencia el país", porque "creen que 'embochinchando' (alborotando) llegará el colapso de la revolución bolivariana", como Chávez llamó a su proyecto de socialismo del siglo XXI que él dice proseguir.

"Si lo logran vendrían a partir en pedazos el país y en segundo lugar la economía. ¿Qué harían con la FANB? Reflexionen desde su corazón", les pidió a los militares y sentenció: "Vendrían a vengarse de la Fuerza Armada, vendrían a desaparecerla; no tengan dudas de que vendrían a vengarse de nuestra gloriosa, chavista, bolivariana y revolucionaria Fuerza Armada", remató.

Maduro pidió por ello la lealtad de los soldados "al 100% o nada" y al respecto el ministro de Defensa, almirante Diego Molero, dijo que los militares mantendrán "incólume la lealtad al proceso revolucionario" y a Maduro, como sucesor de Chávez.

Esta fue la primera vez que Maduro decidió ascensos militares, aunque el líder de la oposición y excandidato presidencial, Henrique Capriles, aseguró a través de Twitter que el gobernante no tiene poder castrense para ello, debido a que le ganó las elecciones de abril pasado valiéndose de "irregularidades".

"Nicolás por más que te disfraces, digas lo que digas, con los ascensos lo único que hiciste fue firmarlos, ese es el peso de la ilegitimidad", dijo Capriles y aseguró que el gobernante es un "hazmerreír dentro de la FANB".