www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

tipos bajos por mucho tiempo

Los riesgos de la nueva política de Mario Draghi

sábado 06 de julio de 2013, 08:59h
“Comprometerse a unos tipos de interés bajos cuando la economía es débil y la inflación está bajo control puede parecer un movimiento sin coste".
Recientemente recogíamos en estas crónicas el informe anual del Bank of International Settlements (BIS). Resumiéndolo a su mínima expresión, el informe decía que los bancos centrales habían reaccionado a la crisis económica primero con rebajas de tipos de interés hasta niveles cercanos a cero, y luego ampliando sus balances por medio de las llamadas “medidas no convencionales”. Esa respuesta ofrecía a familias y empresas más tiempo para desapalancarse, y a los gobiernos para reducir sus déficit y para reformar los mercados de bienes y de trabajo. Pero esas facilidades también favorecían que esos ajustes necesarios se retrasasen. Han ocurrido las dos cosas, lo cual quiere decir que lo primero no acaba de haberse cumplido. La labor de los bancos centrales, concluía el informe, es retirarse paulatinamente de las medidas expansivas, y obligar a los políticos y a la economía privada a ajustarse.

El banco central que más ha apostado por esa política expansionista quizás sea la Reserva Federal. Y ya ha sugerido que piensa detener su política de compra de bonos federales. China es un caso claro de expansión excesiva, que ahora está llevando el sentido opuesto. El BCE sigue el camino contrario. Su presidente, Mario Draghi, ha hecho un anuncio desconocido en esta institución: ha adelantado que mantendrá los tipos bajos durante mucho tiempo, y si los varía será a la baja.

Desde Deutsche Welle se señala el peligro de este paso. Recoge la opinión de Andreas Freytag, profesor de Economía de la Universidad de Jena de que “sería posible que los bancos no otorguen créditos que caigan en el impago. En este contexto, podrían otorgar constantemente nuevos créditos a compañías malas”. Bancos zombies con empresas zombies.

El euro se ha caído frente al dólar, el oro ha recuperado posiciones. Pero esto es sólo el principio, según Goldman Sachs: “Somos de la opinión de que se deslizará hacia una mayor flexibilización cuantitativa sólo ocurrirá si la economía sufriera un revés, pero eso no es descartable”.

Como dice el Financial Times “comprometerse a unos tipos de interés bajos cuando la economía es débil y la inflación está bajo control puede parecer un movimiento sin coste. Eso contribuye a explicar ninguno en el consejo se ha opuesto a la política de Draghi. Pero hacerlo cuando se espera que la economía se recupere más rápido de lo que se creía” tiene mayores riesgos.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.