www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RESEÑA

Susana Vallejo: Calle Berlín, 109

domingo 14 de julio de 2013, 14:28h
Susana Vallejo: Calle Berlín, 109. Plaza & Janés. Barcelona, 2013. 318 páginas. 17,90 €. Libro electrónico: 11,99 €
Un policía retirado por una enfermedad, un asesinato, un misterioso mensaje y un edificio en el que todos los inquilinos tienen sobre su cabeza un cartel que les señala como posibles asesinos. Con estos mimbres Susana Vallejo nos adentra en la trepidante historia que tiene como lugar principal de desarrollo el edificio situado en la calle Berlín, en el número 109, de la Ciudad Condal. Como a un tiburón a quien le ponen el cebo, Pep deja en el buzón de voz de su amigo Gerard el siguiente mensaje: “Quiero hablarte de algo que he descubierto en la calle Berlín, en el 109", a lo que si le añadimos la aparición en una cuneta del cadáver de Pep brutalmente asesinado, dos días después de dejar el mensaje, hace que irremediablemente Gerard inicie por su cuenta y riesgo una investigación de lo que ocurre en ese inmueble.

Convencido de que en ese edificio se esconde la respuesta al asesinato de su amigo, el policía con baja indefinida comienza con sus pesquisas, produciéndose una descripción de cada uno de los habitantes del edificio del 109 y desvelándose los secretos más inconfesables de cada uno de ellos. Sin duda, el inicio de esta investigación y lo que va a ir descubriendo Gerard con el avance de la misma, va a hacer que los que hasta ahora eran únicamente vecinos que se saludaban por mera educación al cruzarse en la escalera, vean cómo sus vidas se entrecruzan. Sin duda alguna, la pregunta: ¿Sabes quiénes son tus vecinos? toma un cariz diferente una vez que se lee esta novela.

Es cierto que los vecinos de este edificio tienen tanto un pasado, como un presente verdaderamente turbio, pero no es menos cierto que podemos encontrar en la realidad historias de vecindad en las que incluso aquellos que comparten rellano o medianera, acaban sorprendiéndose al descubrir historias de lo más truculentas, por lo que puede que no esté tan alejada de la realidad la posible mezcolanza de historias de lo más variopintas que la autora nos da a conocer a través de la investigación del policía.

No es fácil hacer una reseña sobre este libro, ya que el curso de los acontecimientos se precipita desde las primeras páginas y ahondar en ciertos detalles haría que lo que en principio es una inocente labor de redacción acerca del contenido de una novela, se convirtiese en una especie de Jack El Destripador en forma literaria, quitando todo interés al lector por adentrarse en esta historia.

Por lo tanto, la mejor recomendación que se puede hacer es invitar a comprar esta novela, aprovechar el tiempo estival para ocupar parte del tiempo de ocio en su lectura y llegar sin darse cuenta al desenlace de una trama que Susana Vallejo ha escrito con maestría, pasando del estilo dedicado a los lectores del ámbito juvenil –en 2011 ganó el Premio Edebé de Literatura Juvenil con El espíritu del último verano- al público adulto. Y cada vez que se crucen con alguno de sus vecinos háganse la siguiente pregunta: ¿Realmente conozco a mis vecinos?

Por Jorge Pato García
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.