www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

en dublín

El experimento más largo del mundo: filmada la primera gota de brea en 69 años

jueves 25 de julio de 2013, 18:05h
Tras 69 años de espera, científicos del Trinity College de Dublín han conseguido filmar por primera vez la caída de una gota de brea, un experimento que figura entre los más largos del mundo y que se originó para demostrar que algunos materiales que aparentan ser sólidos son en realidad fluidos de alta viscosidad.
La caída de una gota de brea ha sido filmada por primera vez en la historia por científicos del Trinity College de Dublín pasados 69 años desde que arrancaran su propia investigación de uno de los experimentos más largos en tiempo del mundo, conocido como pitch-drop o, simplemente, gota de brea.

El primero en arrancar un proyecto de este tipo fue el australiano Thomas Parnell en 1927. El profesor de la Universidad de Queensland (Brisbane, Australia) quería demostrar a sus alumnos que algunas sustancias que aparentan ser sólidas, como la brea, son en realidad fluidos de alta viscosidad. Para ello, rellenó un embudo de brea e indicó que, muy poco a poco, con una viscosidad dos millones de veces mayor que la de la miel, el material se iría deslizando hacia la boca e deshaciéndose en gotas.

Fue más de una década después, en 1938, cuando el experimento parió su primera gota. Las demás han ido cayendo con una frecuencia de entre 7 y 13 años -debido a que los cambios de temperatura influyen en el comportamiento de la brea-: en 1947 surgió la segunda gota, la tercera y la cuarta aparecieron tras siete años cada una -en 1954 y 1962 respectivamente, y las siguientes lo hicieron en 1970, 1979, 1988 y 2000.

Ya en mayo, los responsables del original experimento australiano anunciaron que la novena gota de la historia del proyecto estaba al caer y que estaban preparados para capturar su inédita imagen en vídeo. Ya lo habían intentado en otras ocasiones y parece que la mala suerte, el destino o como se quiera llamar se ha empeñado en que sus colegas de Dublín se les adelantaran finalmente con las primeras imágenes.

El equipo heredero de Parnell, dirigido por el profesor John Mainstone, ha sufrido varios contratiempos que han impedido que el momento fuera inmortalizado. En 1979, la gota cayó en domingo y no había nadie que lo grabara. En 1988, Mainstone salió a comprar algo de comer y se perdió la caída por cinco minutos. La última oportunidad de la universidad australiana en el año 2000 tampoco llegó a buen puerto, a pesar de que se instaló una webcam, por un inoportuno fallo técnico.

El pasado jueves, el centro de investigación dublinés en el que el nobel de física Ernest Walton instaló un embudo de brea en 1944, se adelantó a los pioneros y consiguió captar por primera vez el momento exacto en que el experimento escupe su última gota.



La relevancia científica de contar con estas imágenes es, según el responsable del embudo de la universidad de Australia, que "los dos o tres segundos antes de que caiga la gota" son los más interesantes. Apenas tres segundos de máximo interés en un proceso que puede durar más de una década. "En las últimas etapas, la gota está colgada de unas cuatro fibras. En algún momento, una de ellas se rompe, lo que crea una situación inestable, así que las otras se rompen y la gota cae", explicaba Mainstone.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.