www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

el gobierno anuncia que informará "de las cosas que les interesan a los ciudadanos"

Expectación ante la comparecencia de Rajoy para hablar de Economía y sobre los "escándalos"

miércoles 31 de julio de 2013, 17:36h
A pocas horas de la esperada comparecencia de Mariano Rajoy en el Congreso, tanto el Gobierno como la oposición ultiman las preguntas y requerimientos que le harán al presidente del Gobierno en su primer cara a cara parlamentario desde que el ex tesorero Luis Bárcenas asumiera ante el juez Ruz la autoría de los papeles sobre la supuesta caja B de los populares. Fuentes de Moncloa aseguran que Rajoy hablará de los "escándalos", pero que también lo hará de economía porque es lo que interesa "en primer lugar" a los ciudadanos.
Desde que el pasado día 23 se informara sobre la comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso el día 1 de agosto "para hablar de la situación política y económica", la expectación y la batería de demandas de los grupos de la oposición ha vivido una importante escalada. La confirmación del ex tesorero Luis Bárcenas ante el juez Ruz de que los papeles a él atribuidos habían salido, efectivamente, de su puño y letra y se correspondían con la presunta contabilidad B del Partido Popular ha puesto al jefe del Ejecutivo en una situación comprometida. Aunque buena parte de su equipo de Gobierno, como la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, o la secretaria general, María Dolores de Cospedal, ha defendido la integridad del partido y la legalidad de sus cuentas, esta será la primera vez que Rajoy hable ante el resto de grupos parlamentarios y se someta a sus preguntas desde que Bárcenas admitiera la autoría de los manuscritos. "Verdad" es la palabra más usada en los días previos a la comparecencia, tanto por parte del Gobierno como por la de la oposición.

El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha asegurado que Rajoy "seguirá diciendo la verdad como hasta ahora" y hablará "de las cosas que les interesan a los ciudadanos". Sobre lo que los grupos parlamentarios llevan reclamando varios meses, una explicación sobre el caso Bárcenas, Hernando ha sentenciado que "ninguno de los cinco delitos por los que Bárcenas está en la cárcel tienen que ver con la financiación del PP" y ha resaltado el interés del PP por la política "que crea empleo", en contraposición a la gente interesada "en la política de los chismes".

En la misma línea, González Pons ha señalado que Rajoy protagonizará este jueves una comparecencia "atípica" ante el Pleno del Congreso y lo hará para hablar "de todos los temas que importan a los españoles", a los que "en primer lugar" interesa la economía y, en segundo, los "escándalos".

Según ha subrayado el parlamentario 'popular' en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso, el presidente no va a poder hablar de esos "escándalos" sin hablar también de la economía porque, a su juicio, "una cosa condiciona la otra". Rajoy hablará este jueves "de forma responsable", dará las explicaciones que "todo el mundo espera" sobre los últimos "escándalos" conocidos y ayudará "en la medida de lo posible" a intentar descubrir los 50 millones de euros que el extesorero 'popular' Luis Bárcenas tiene en Suiza, ha dicho González Pons. Pero, según ha recalcado, el presidente lo relacionará todo con la situación económica porque, en su opinión, sería "imperdonable" que un "mal" clima político "estropease" la recuperación económica, "que es lo que más quieren los españoles".

Desde la oposición, la número dos del PSOE, Elena Valencia, ya ha advertido que sería "impresentable" que el jefe del Ejecutivo utilizara la crisis y el paro como "burladero" para no hablar del caso Bárcenas. Sin embargo, fuentes de Moncloa han presentado un esquema que no promete una incidencia mayoritaria en las acusaciones de Bárcenas sobre la supuesta caja B y los presuntos sobresueldos a la cúpula del partido durante la comparecencia de Rajoy.

Según estas fuentes, el presidente del Gobierno pondrá el acento este jueves en la estabilidad política y hará un llamamiento para que el clima político "no entorpezca" la recuperación económica. Desde Moncloa han adelantado que Rajoy ofrecerá explicaciones sobre el caso Bárcenas, pero haciendo un llamamiento a que el clima político no ponga trabas a la recuperación económica que el Gobierno cree que se empieza a atisbar. "Como presidente no voy a consentir que el programa de reformas ni la estabilidad política sufran daño", afirmó tajante hace tan solo dos semanas.

Lo que sí han adelantado en relación al escándalo destapado ahora por el ex tesorero es que Rajoy negará haber recibido o repartido dinero negro e insistirá en la idea que de que no tiene nada que esconder, como ya expuso el pasado mes de febrero ante el Comité Ejecutivo del PP.

También está previsto que el presidente del Gobierno siga la senda que los populares han ido construyendo desde que estallara el caso Bárcenas y ponga de relieve las contradicciones en las que ha incurrido el extesorero estos meses en relación con el origen de su fortuna, la autoría de los llamados 'papeles', los sobresueldos y la supuesta contabilidad B de la formación.

De hecho, 'Génova' elaboró recientemente un extenso argumentario recopilando las diferentes versiones que ha dado Bárcenas desde que estalló la trama Gürtel en 2009. "Bárcenas negó reiteradamente a la prensa y ante la Justicia la autoría de los papeles, la existencia de sobresueldos y de una contabilidad B", dice el PP en el citado texto, al que tuvo acceso Europa Press. Hace dos semanas, sin embargo, el extesorero admitió ante el juez la autoría de los papeles que reflejan una presunta contabilidad B.

En este sentido, la comparecencia de este jueves de Rajoy marcará probablemente la estrategia del PP ante las declaraciones como testigos a mediados de agosto de la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, y del responsable de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas.

Dimisión
La oposición ha pedido hasta la saciedad durante meses explicaciones del presidente sobre la presunta financiación irregular del PP. El PSOE, de hecho, hizo crecer la sombra de la moción de censura como medida de presión para que Rajoy se sometiera a las preguntas del Congreso. Ahora, a apenas unas horas de la esperada comparecencia, los socialistas e Izquierda Unida (IU) han pedido la dimisión del Gobierno.

La vicepresidenta del PSOE, Elena Valenciano ha destacado que el objetivo de su partido ante el pleno de este jueves es doble: que Rajoy diga la verdad y que abandone su puesto.

El argumento del PSOE para pedir que Rajoy dimita es que está "completamente secuestrado por una trama de corrupción horrorosa que ha durado 28 años".

Sobre la ruptura de relaciones con el PP, ha apuntado que "la pelota está sobre el tejado de Rajoy", de manera que lo que diga mañana será determinante para que se recompongan o no esos vínculos. Ahora bien, se teme que Rajoy sea "fiel a su personaje" y trate de arrojar más "oscuridad" sobre este asunto, pese a que la estrategia del silencio "es un desastre" cuando cada día se conocen nuevos episodios que, a su entender, van "cercando" a la cúpula del PP.

Reformas contra la corrupción
Según fuentes gubernamentales, Rajoy pondrá en valor durante su comparecencia un paquete de medidas de regeneración democrática para reforzar la lucha contra la corrupción que avanzó hace cinco meses en el Debate sobre el estado de la Nación. En esas propuestas de "regeneración de la vida pública" se apuesta por un mayor control de las cuentas de los partidos, auditorías a dirigentes políticos y un control de la función de los gerentes o tesoreros, que tendrán que comparecer en el Parlamento.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.