www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL REY, EL PRESIDENTE, LA NORMALIDAD DEMOCRÁTICA

sábado 10 de agosto de 2013, 13:45h


Juan Carlos I recibió en Marivent para despachar con él a Adolfo Suárez. Después, a Leopoldo Calvo-Sotelo. A continuación, a Felipe González. Tras él, a José María Aznar y a José Luis Rodríguez Zapatero. Ayer, el Rey recibió en audiencia al sexto presidente de Gobierno de la democracia, Mariano Rajoy. Los españoles saben que el hábito del despacho en la cumbre durante las vacaciones forma parte de la normalidad democrática.

La continuidad de las instituciones es la del pueblo, pues en él reside la soberanía nacional, secuestrada por el Ejército vencedor de la guerra incivil y devuelta por la Monarquía parlamentaria, por la Monarquía de todos, conforme a lo que Don Juan III propugnó durante largas décadas desde su exilio en Estoril.

Tras un año de espinosas dificultades para todos, la imagen del Rey y del presidente reunidos en Marivent contribuye al sosiego de la vida española. Las dificultades son grandes pero la normalidad democrática exige la relación constructiva entre las instituciones. Por otra parte, el esfuerzo de todos ha empezado a despejar los horizontes emborrascados. Entre tanta noticia negativa, entre tanta crispación a veces interesada, la seriedad periodística exige subrayar también los aspectos positivos de la vida española, la continuidad de nuestra democracia, la solidez de la Monarquía parlamentaria y de las instituciones, y la normalidad de las relaciones entre la Jefatura del Estado y la del Gobierno, que se ha mantenido sin fisuras, a lo largo de 37 años, con un solo Rey y seis presidentes instalados en Moncloa por la voluntad popular en elecciones ejemplarmente libres.

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios