www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica económica

Con alta deuda y bajo crecimiento, ¿podemos salir?

domingo 18 de agosto de 2013, 16:31h
No es un problema exclusivo de España, sino que es un problema global, lo que lo hace más peligroso. Lo aborda Natixis en un reciente informe. Señala que “la economía global está caracterizada por un ratio de deuda históricamente alto” y con una combinación de dos factores, caída de la productividad y envejecimiento de la población, que provocan una caída del crecimiento potencial, del 3,5 al 2,3 por ciento.

Alta deuda, bajo crecimiento, ello pone en duda la solvencia de los prestatarios. ¿Qué condiciones tienen que darse para que esa situación no sea peligrosa? Según apunta el banco, “todo depende de la reacción de los tipos de interés”, es decir, en función de que estos tipos a largo plazo “estén indexados al crecimiento”, y si no pagan una prima por riesgo de impago.

Esa sería la situación más favorable. Pero “los tipos de interés a largo plazo están cayendo mucho menos que el crecimiento nominal y el premio sobre el riesgo soberano está creciendo”. En definitiva: “la solvencia conjunta, pública y privada, del mundo, está deteriorándose”.

Vamos con los datos. La tasa de endeudamiento general sobre la economía rondaba el 150 por ciento del PIB en 1996. Alcanzó el 180 en 2003, el 200 por ciento tres años más tarde, y el 220 por ciento en 1008. Entonces, con la crisis, no se produce una corrección de la tendencia, sino un salto hacia arriba, de tal modo que en 2009 casi alcanza el 260 por ciento. Desde entonces se ha corregido hasta un 250 por ciento.

A partir de aquí, “dado el crecimiento a largo plazo del deflactor del PIB, el crecimiento nominal potencial del mundo es, en la actualidad, del 4 por ciento”. Pero “los tipos de interés a largo plazo han caído más que el crecimiento nominal del mundo”. Esto se debe en parte a que el premio sobre el riesgo de la deuda soberana ha crecido “en aproximadamente 100 puntos básicos”.

La conclusión es la que no desearíamos, pero es difícilmente evitable, teniendo en cuenta los datos recogidos por el informe: Con tal nivel de deuda y la caída en el crecimiento potencial, es lógico estar preocupados.

De modo que estamos en un círculo vicioso al que sucumbiremos sin escapatoria. No; ni mucho menos. Porque a este análisis le falta algo. Es correcto en sus términos, pero le faltan consideraciones. La economía real se está ajustando, está abandonando los proyectos que no tienen futuro y se redirige hacia los que sí lo tienen. Ese ajuste llevará a un crecimiento más adecuado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.