www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¿Gibraltar? Al final, igual que siempre

Javier Cámara
x
javiercamaraelimparciales/12/12/24
jueves 22 de agosto de 2013, 20:23h
Gibraltar, ese pequeño pedazo de tierra con un peñón al sur de España del que cada vez nos acordamos más de tarde en tarde y que ya no tiene, ni siquiera, valor estratégico alguno para el Reino Unido, ha vuelto a inundar los periódicos y boletines informativos con noticias de todo pelaje. Y uno –que ya va peinando algunas canas y lleva toda la vida oyendo hablar del conflicto– pensaba que era caso cerrado u olvidado…

Las crónicas han sido diversas y antagónicas. Tanto que unos han hablado de conflicto bélico entre España y Gran Bretaña, con barcos de guerra, y hemos vuelto a recordar el tratado de Utrech mientras otros se han centrado en unos pocos pescadores enfrentándose a las patrulleras por defender “el pan de sus hijos”. Pero en lo que ha coincidido todo el mundo ha sido en la chulería del ministro principal de Gibraltar cuando dijo que “se helará el infierno antes de que retire los bloques de hormigón”. La frase es más propia del duro Clint Eastwood que de un político, aunque sea de segunda.

No sé si finalmente habrá que sacar todo ese cemento o ahí se quedará haciendo daño al fondo marino. En cualquier caso, flaco favor a la imagen de la carismática y refinada educación británica de un miembro bajo la Corona de Su Majestad la Reina Isabel II que, envalentonado por el respaldo del Imperio y la presencia de fragatas militares por la zona, ha fanfarroneado de un poder que no tiene (sólo el que le dio Moratinos al poner Gibraltar al mismo nivel que España y Reino Unido) haciendo trabajar duro a todo el departamento de Exteriores de David Cameron para solucionar diplomáticamente la situación.

Es precisamente Cameron ahora el que debe poner a Picardo en su sitio, explicándole de forma clara dónde está y a quién se debe, obligándole a cumplir con los acuerdos firmados y aconsejándole mejores modos y cortesía británica en su relación con el país vecino para que todo vuelva a ser como hace un mes.

Y digo yo: ¿Qué pasará al final con todo este lío, servirá para algo o se quedará en un “paripé”, como se ha dicho, para desviar la atención de corruptelas varias? ¿Guarda algún objetivo oculto Picardo? ¿Se abordará definitivamente algún día la cuestión de la soberanía de Gibraltar?

Pero al final, ¿qué? Al final nada. Todo se quedará igual que siempre. Ni a España ni a Reino Unido interesa que el asunto de Gibraltar vaya a más. Son dos países amigos, miembros de la UE y de la OTAN y con intereses económicos comunes. Además, no se puede olvidar que la comunidad británica en España ha ido creciendo, entre otros motivos gracias al papel de país para jubilados, hasta situarse en la tercera nacionalidad con más presencia.

De vez en cuando se escuchará algún anacrónico “Gibraltar español”, pero el tema se olvidará y todos seguiremos con nuestras vidas y con esa peculiaridad en el extremo sur de nuestra querida España.

Javier Cámara

Redactor Jefe de El Imparcial

JAVIER CÁMARA es periodista

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios