www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NO A LA GUERRA

miércoles 28 de agosto de 2013, 12:08h
No hay guerras santas ni justas ni necesarias ni inevitables. La guerra es una atrocidad, siempre una atrocidad. Fui corresponsal de guerra, cuando no había “tribus” ni teléfonos móviles ni facilidades de ningún tipo. Hice siete veces la guerra de Vietnam, debuté en la del Congo, estuve dos veces en las guerras de Israel y también en la de Camboya. Una extensa experiencia que me permite decir desde lo más profundo de la inteligencia: “No a la guerra”.

Hay que negociar hasta la extenuación. Antes de emprender la acción militar contra Siria es necesario agotar todas las vías de negociación desde el Papa Francisco hasta los dirigentes internacionales del Islam, desde Rusia y China a las naciones neutrales de África y Asia. Todo menos liarse a misiles contra la tiranía siria. Los militares siempre están dispuestos a cumplir con lo que se les ordene y tendrán sin duda bien preparadas sus armas ultramodernas. Son los políticos los que deben evitar la catástrofe. Obama ganó el Premio Nobel de la Paz porque en una habilísima negociación con China y Rusia evitó que se desatara la conflagración contra Irán que exigía Israel.

Aunque el propósito actual se reduce a una acción de represalia, nadie sabe lo que va a pasar cuando se enciende una guerra. Se sabe cómo empieza pero no cómo termina. Si la respuesta a los misiles estadounidenses y británicos es un ataque sirio contra Israel respaldado por Irán, la situación se complicaría más allá de las pretensiones de los aliados. No, no a la guerra. En lugar de la pasividad con que las cancillerías occidentales han cogido la probable decisión de Estados Unidos hay que exigir al Premio Nobel de la Paz, señor Obama, que negocie hasta quedar extenuado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.