www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RUBALCABA NO DEBERÍA AFORAR A GRIÑÁN EN EL SENADO

miércoles 11 de septiembre de 2013, 12:51h

Si José Antonio Griñán fuera ya senador, se comprendería el aforamiento; pero no lo es. Nombrarle senador significaría que el PSOE ha decidido sustraer a la juez Alaya y a los altos tribunales andaluces la jurisdicción sobre el expresidente. Alfredo Pérez Rubalcaba debería hacer transparente la democracia y evitar argucias de representación política para sortear a la Justicia.

Aún más. Lo razonable sería que los señores Chaves y Griñán renunciaran a sus aforamientos y acudieran al juzgado de la juez Alaya. El asunto ere es demasiado grave como para sortearlo desde la protección política. El dinero público destinado a aliviar la situación de los parados lo han dedicado algunos socialistas, algunos ugetistas, a forrarse los bolsillos, a gastos internos de sus organizaciones, a viajes gratis total, a banquetes suculentos, incluso a bebidas y droga. El escándalo, por su magnitud, carece de precedentes. Chaves y Griñán, si son inocentes, y así hay que presumirlo, deberían dejarse de aforamientos y aclarar las cosas en el juzgado. En caso contrario crecerán las sospechas en la opinión pública, emporcando al propio PSOE.

A Rubalcaba, en fin, le corresponde tomar decisiones que enderecen la situación. A muchos les parece claro que Griñán sabía lo que iba a suceder y por eso dimitió. De lo que se trata ahora es de colaborar con la juez Alaya y que resplandezca la Justicia, pese a quien pese. Y que cada palo aguante su vela.

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios