www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

París arrincona a España

Los negocios millonarios de Francia en Marruecos

martes 06 de mayo de 2008, 13:03h
París se lleva los mejores contratos de Marruecos. Tras la construcción del puerto Tánger-Med, la venta de material de guerra moderno y los acuerdos para diseminar grandes infraestructuras turísticas en el Reino a cargo de la compañía Accord, toca el turno a la red de transportes.

El primer Ministro francés François Fillon, que viajó el pasado abril a Marruecos, donde fue recibido por el monarca alauí, llevaba en cartera el contrato para construir la línea de alta velocidad entre Casablanca y Tánger. Los estudios técnicos de la nueva infraestructura corren a cargo de Francia que adelanta 75 millones de euros. De los 2.000 millones de euros previstos en este mega contrato, la mitad irán a parar a empresas francesas de ingeniería, construcción y fabricación de material ferroviario.

La UE, además de aportar 100 millones de euros, financiará otros 300 en condiciones ventajosas. El Gobierno marroquí se limitará a mover la cuarta parte de fondos del proyecto, aunque hasta ahora no ha dicho cómo. Francia ha destinado otros 150 millones de euros, a través de un crédito en condiciones inmejorables, para el estudio de viabilidad y construcción de un tren rápido que unirá la capital Rabat con la ciudad de Salé. El coste total de este proyecto rondará los 200 millones de euros, y entrará en funcionamiento en 2010.

La primera central nuclear
La Energía ocupa, sin lugar a dudas, un lugar privilegiado en la ofensiva gala. Sarkozy dotará a Marruecos de su primera central nuclear para producir energía eléctrica. Además construirá la mayor central de energía solar en Agadir para satisfacer las necesidades eléctricas de las infraestructuras turísticas de esta zona de la costa atlántica. La iniciativa es del “Robinson Club”, filial de la Unión Internacional de Turismo, controlado por las grandes agencias turísticas galas.

Precisamente en la región de Agadir cinco empresas (tres españolas y dos francesas) se disputan el contrato de gestión del transporte. Avanza ITM, Ruiz SA y ALSA, por parte española, compiten con las francesas Keolis y Veolia. Círculos económicos y diplomáticos de la capital marroquí siguen atentamente este contrato, porque, apuntan, “será una señal inequívoca de de las intenciones del Reino”.

La recolonización de Marruecos
Los estrategas franceses que diseñan con minuciosidad el plan de “recolonización” del antiguo Protectorado, ponen un énfasis especial en los planes de formación e intercambios humanos. Francia formará cuadros técnicos y mano de obra especializada tanto en Marruecos, a través de proyectos de formación profesional, como en territorio francés como en los tiempos del mariscal Lyautey, a quien todavía la élite marroquí admira por su contribución inestimable al desarrollo de las infraestructuras y de la economía del Sultanato.

Actualmente el intercambio humano es enorme. En Francia viven 800.000 marroquíes, mientras que en Marruecos hay 35.000 franceses residentes permanentes. A los que se suman los miles de familias francesas que viajan al país. París otorga cada año 150.000 visados a ciudadanos marroquíes para viajar a Francia; donde, por otra parte, 30.000 marroquíes realizan estudios superiores y especializados.

A los proyectos de la administración francesa, o apoyados por ella, hay que añadir las iniciativas privadas, que abundan en los últimos tiempos. Son cada vez más los franceses que compran propiedades inmobiliarias en Marruecos, atraídos por el buen clima y la hospitalidad de sus habitantes. Marrakech, Fez, Rabat, Agadir, Casablanca, Tánger, se cuentan entre sus destinos privilegiados.

Los directores, ejecutivos y cuadros del sector turístico, en su mayoría ciudadanos marroquíes, que hasta ahora llevaban la gestión de importantes hoteles, en particular de la cadena Accord, se han visto sorprendidos por la nueva política de la empresa que quiere poner a la cabeza de sus establecimientos a franceses llegados de la metrópoli. Una decisión que a muchos les recuerda la época del Protectorado que creían terminada para siempre.

Tánger contra Algeciras
Francia quiere hacer del puerto Tánger-Med, la joya de sus ambiciosos proyectos del transporte sur-norte en el Mediterráneo, en detrimento de puertos como Algeciras o Valencia. Durante la presidencia gala de la Unión Europea, en el segundo semestre de 2008, París ha tomado la iniciativa de invitar al ministro de Transportes marroquí a asistir a la reunión de titulares de esta cartera que se reunirán el 1 de septiembre en La Rochelle. Para Francia, los puertos marroquíes de Tánger, Casablanca y Agadir, son los puntos de partida de “auténticas autopistas del mar” que unirán África y Europa, evidentemente bajo su tutela.

Se da la circunstancia de que hasta ahora, España mantenía la ambición de liderar el desarrollo compartido de la zona de Tánger y de Agadir. La primera por su proximidad, y la segunda porque en ella los empresarios canarios habían puesto sus esperanzas. Sin embargo, a la vista de la apisonadora francesa, empresarios españoles en Marruecos comienzan a preguntarse si la “luna de miel” de las relaciones hispano-marroquíes de la que hace gala Zapatero, no son más que buenos propósitos y gestos a la galería.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.