www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PRESUPUESTOS 2014: EL MAQUILLAJE QUE DISIMULA

viernes 27 de septiembre de 2013, 13:40h
Mariano Rajoy no se ha atrevido a enfrentarse con la voracidad de los políticos. Lo que la economía española necesita, para resanarse de verdad y hacer frente a la abrumadora deuda pública de 1 billón de euros, es reducir el gasto público en un 20%. El presidente del Gobierno y sus colaboradores han maquillado las cifras presupuestarias sin otro propósito que salir del paso. No han demostrado ni valor ni decisión. El desmesurado gasto público dificulta, por mucho que crezcan los ingresos, saldar una deuda abrumadora cuyos intereses se elevan ya por encima del dinero destinado a todos los ministerios.

Está claro que la izquierda socialista, y sobre todo la comunista, se opondrán a los presupuestos porque lo que desean es que se incremente el gasto público como si semejante disparate se pudiera mantener dentro de la zona euro. Que se lo pregunten a Grecia y a Portugal, operados de urgencia con rescates vejatorios. Se trata de todo lo contrario. Se trata de contener la voracidad de los políticos, reducir los cargos públicos, adelgazar las Administraciones, prescindir de las suntuosidades y poner los pies sobre la realidad. Mariano Rajoy, pensando ya en las elecciones, primero las europeas, luego las municipales y autonómicas, después las nacionales, ha querido dar un respiro cediendo a las presiones de los políticos que viven del dinero público y que han enchufado a parientes, amiguetes y paniaguados en las incontables empresas públicas, en organismos innecesarios, en asesorías y otras camelancias.

Los indudables aciertos de Rajoy en política internacional, reforma laboral, recortes iniciales, se quedan en parte truncados por el Presupuesto General del Estado que su Go-bierno llevará al Parlamento para que en el año 2014 se siga gastando un 20% más de lo necesario.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.