www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

informe de willian chislett para el Real Instituto Elcano

"El Gobierno no puede relajar el ritmo de las reformas. Eso sería acumular problemas para el futuro"

lunes 07 de octubre de 2013, 19:44h
El escritor y periodista William Chislett ha publicado en la web del Real Instituto Elcano un extenso pero minucioso informe sobre la "España emergente".
El escritor y periodista William Chislett, miembro además del consejo editorial de El Imparcial, ha publicado en la página web del Real Instituto Elcano un extenso pero minucioso informe sobre la "España emergente" en el que desglosa los aspectos que han marcado la economía española en los años de la crisis y cómo los datos reflejan que poco a poco va saliendo del túnel.

Si quiere leer todo el informe en inglés PINCHE AQUÍ

Chislett, en el sumario, explica:

“España ha pagado un alto precio por un modelo económico excesivamente basado en la construcción y bienes inmuebles. Fue duramente golpeada por el estallido de la burbuja inmobiliaria a raíz de la crisis de las hipotecas subprime en los EEUU en 2008 y el colapso de Lehman Brothers, que se intensificó con la contracción del crédito mundial y provocó la recesión más profunda en la economía mundial desde la Gran Depresión de la década de 1930. El desempleo se disparó, algunos bancos tuvieron que ser rescatados por la zona euro, el déficit presupuestario y la deuda pública se elevó a cotas muy elevadas y la clase política se hizo muy impopular. La economía española ha estado en recesión casi constantemente durante los últimos cinco años.

El Partido Popular infligió una dura derrota a los socialistas en las elecciones de noviembre de 2011 y desde entonces ha tomado medidas para equilibrar de nuevo el país. El déficit presupuestario está mejorando, el sector bancario es más saludable, ya se aplica la reforma del mercado de trabajo, la reforma de pensiones está sobre la mesa, se trabaja en la reforma fiscal y los precios de la vivienda han caído en picado. Sin embargo, aún no hay creación de empleo neto y el sistema educativo está frenando la necesidad de avanzar hacia una economía basada más en el conocimiento.

Los fundamentos macroeconómicos están mejorando, pero el Gobierno no puede dormirse en los laureles y relajar el ritmo de la reforma. Porque eso sería acumular problemas para el futuro”.

Así, el columnista de El Imparcial e investigador del Real Instituto Elcano concluye:

“Las cifras macroeconómicas ofrecen un panorama general mucho mejor, pero la tasa de desempleo sigue siendo muy alta y no bajará mientras no mejore el mercado laboral. La recuperación económica y el empleo sostenido sólo marcharán a la par si se aplican las medidas que han tomado los países capaces de crear trabajo incluso en periodos de crecimiento económico lento .

La economía se contrajo en "sólo" un 0,1% en el segundo trimestre respecto al primer trimestre, el ritmo más lento de disminución de dos años. Técnicamente hablando, el país podría salir de la recesión a finales de año. Hay datos positivos: Las exportaciones siguen en auge, el número de turistas este año estableció un nuevo récord, la balanza de pagos en el primer semestre se apuntó su primer superávit desde 1997, la inversión extranjera directa neta en España va en aumento, los resultados de los bancos están empezando a mejorar, casi dos tercios de los ingresos de las empresas que forman el índice de referencia Ibex- 35 de la Bolsa de Madrid se generaron en el extranjero en el primer semestre del año, la prima de riesgo se ha reducido sustancialmente y la Bolsa de Madrid está al alza.

Todo esto es música para los oídos del equipo económico del gobierno, para la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), que tiene bajo su tutela España y para los analistas e inversores extranjeros. Por el contrario, la creación de empleo es sombría, la deuda pública bruta sigue en aumento, así como el índice de cartera vencida de los bancos.

El gobierno, sigue con sus reformas, ha hecho lo que dijo que haría y lo que dijo que no haría (subir los impuestos), pero, ¿qué partido político no ha roto sus promesas de campaña, sobre todo después de llegar al poder y comprobar el terrible estado de las cuentas públicas?

Cuando un gobierno empieza a ver algo de luz en el túnel siempre existe la tentación de pensar que su trabajo ha terminado, sobre todo con las elecciones en el horizonte. Esto suele generar problemas para el futuro. Sin más reformas, España no va a mejorar su dinámica de auge.

El presidente Mariano Rajoy afirmó en septiembre de 2013 que “España está saliendo de la recesión, pero no de la crisis”. El gobierno no puede permitirse el lujo de dormirse en los laureles y relajar el ritmo de las reformas. Eso sería acumular problemas para el futuro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.