www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

A RUBALCABA LE CRECEN LOS ENANOS

martes 08 de octubre de 2013, 14:05h
La ambigüedad está descuartizando a Alfredo Pérez Rubalcaba, que fue siempre un peso pesado de la política y que jugó un papel clave, primero junto a Felipe González, luego junto a José Luis Rodríguez Zapatero. Los periódicos airean ahora la rebelión de Patxi López. No es la primera ni será la última.

No responde a la verdad la afirmación de que Rubalcaba perdió las elecciones generales, aunque esté pagando por ello. Las perdió José Luis Rodríguez Zapatero. La gente votó contra Zapatero, no contra Rubalcaba ni tampoco a favor de Rajoy. El desastre zapatético fue de tal calibre durante su triste septenato que el ciudadano medio, incluido el cercano al PSOE, demostró su protesta en las urnas. Rajoy, en efecto, no ganó las elecciones; las perdió Zapatero. La gran víctima de las ocurrencias y los despropósitos zapaterescos ha sido Alfredo Pérez Rubalcaba.

El líder socialista se ha equivocado al hacer una oposición radical a Mariano Rajoy. La crisis económica y, sobre todo, el órdago secesionista catalán exigían un acuerdo, con-forme al espíritu de la Transición, con el PP. Ese acuerdo habría desarticulado los tirones extremistas.

En todo caso, Rubalcaba no está vencido. Si decide dar la batalla en las primarias sus posibilidades de permanecer en el sitial de Ferraz son muchas. El aspaviento de Patxi López se puede quedar en anécdota. De todas formas, sí parece claro que las espadas están en alto y que en los próximos meses se agitarán de forma turbulenta las aguas socialistas. A muchos nos alarma la situación. España necesita un PSOE robusto para que quede garantizada la moderación y la estabilidad, cuando se produzca la alternancia. Si la izquierda española la controla Cayo Lara, pasaremos del equilibrio a la fractura del sistema.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.