www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crítica de arte

Japonismo. La fascinación por el arte japonés

martes 29 de octubre de 2013, 15:03h
La influencia del arte japonés en el arte de Occidente a partir de la mitad del siglo XIX es el tema elegido por CaixaForum Madrid para su nueva exposición, en la que han sido reunidas 180 piezas a través de las que propone una lectura sobre las ideas, formas y colores que aportó el japonismo a las obras de Fortuny, Rusiñol, Picasso o Miró. Galería de fotos.
CaixaForum Madrid acoge la exposición Japonismo. La fascinación por el arte japonés, a través de la que plantea una lectura rápida sobre cómo influyeron las propuestas artísticas de Japón en los pintores de la segunda mitad del siglo XIX radicados en Francia y España.

Las obras expuestas, ya sean pinturas u objetos decorativos y de uso doméstico, remiten inexorablemente a la naturaleza, ya sea a modo de filigranas talladas, de flores que decoran un quimono o de sinuosos árboles, todo ello tratado con un detallismo exquisito.

Esa exquisitez unida al exotismo derivado de los gustos japoneses despertó gran atención entre los artistas del siglo XIX, fascinados por el orientalismo.

París se convirtió en el epicentro del nuevo gusto por el japonismo, dejando constancia de ello artistas como Toulouse-Lautrec, presente en la exposición con dos carteles que, sin embargo, no remiten directamente a Japón, lo que sí es posible percibir en el óleo sobre lienzo La parisina japonesa, de Alfred Stevens, que se presenta como un ejemplo de lo occidental orientalizado a través de una mujer de rojizo cabello ataviada con un florado quimono; túnica que comparte protagonismo con El quimono, de William Merritt Chase, de pincelada suelta casi impresionista.

Un pintor tan interesado por la vegetación como Manet también se vio embaucado por el arte japonés, como demuestra su obra Crisantemos en forma de abanico.

Pero además de los franceses, españoles como Mariano Fortuny o Martín Rico demostraron en sus obras la adaptación de las ideas, formas y colores aprendidos de la observación de las estampas japonesas. Basta con contemplar Los hijos del pintor en el salón japonés y Vista de París desde el Trocadero.

Además de los motivos florales y vegetales, los artistas también incluyeron referencias a Japón en objetos incluidos en sus pinturas como ocurre con el abanico que porta la Joven descansando de Francesc Masriera, de 1894.

De finales del siglo XIX datan también las obras de Joaquín Mir y Santiago Rusiñol incluidas en el recorrido, así como las firmadas por Picasso, en este caso ya en los primeros años del siglo XX, etapa en la que también se enmarca el biombo atribuido a Salvador Dalí y Retrato de Enric Cristòfol Ricart, de Miró, que aúna como ninguna la dualidad occidente-oriente gracias a una estampa japonesa dibujada por el pintor catalán en un segundo plano que, en esta exposición, adquiere especial relevancia.

Información sobre la exposición:

Lugar: CaixaForum Madrid.

Fechas: del 17 de octubre al 16 de febrero.

Horario: de lunes a domingo de 10:00 a 20:00 horas / sábados y festivos de 10:00 a 21:00 horas.

Entrada: 4 euros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.