www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RAJOY SE EQUIVOCA CON AZNAR

jueves 07 de noviembre de 2013, 13:55h
Se lo debe todo. Incluso la presidencia del PP y la candidatura para las elecciones generales. En septiembre de 2003, el político que contaba con la adhesión mayoritaria del PP era Rodrigo Rato. El presidente Aznar creyó que el hombre adecuado para aquel momento era Mariano Rajoy y le catapultó a los máximos puestos del partido, cuando el PP aventajaba en 13 puntos al PSOE.

Si el desagradecimiento es una norma política, en este caso ha pasado de castaño oscuro. Aznar ni quiere volver ni quiere hacer sombra a Rajoy. Lo que quiere es que el PP responda a su ideología y cumpla con su programa. La UCD de Calvo-Sotelo se deslizó hacia posiciones socialdemócratas y pasó de 168 diputados a 12. No es el caso del PP de Rajoy, pero Aznar echa de menos, y con razón, una política coherente y firme frente al secesionismo catalán y una mayor atención a las víctimas del terrorismo, en lugar del pasteleo indecoroso heredado de Zapatero. Rajoy da la sensación de que se ha adherido al “proceso de paz” zapatético, sumándose a todas las concesiones, porque, abrumado por la crisis económica, ha preferido no abrir el flanco de Eta.

La actitud de Aznar resulta constructiva. La frialdad de Rajoy con el expresidente que le encumbró no es de recibo. Son muchos los dirigentes del PP que callan en público pero que deploran en privado la suficiencia de Rajoy en su madriguera monclovita.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.