www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÍTICA DE ARTE

Surrealistas antes del surrealismo

miércoles 13 de noviembre de 2013, 18:15h
El surrealismo como corriente artística vinculada a lo onírico, la fantasía y la subjetividad para sobrepasar lo real surgió propiamente en el siglo XX, aunque es posible encontrar reminiscencias de sus principios temáticos, compositivos y plásticos en artistas del pasado. Así lo demuestra la exposición Surrealistas antes del surrealismo que puede visitarse en la Fundación Juan March hasta el 12 de enero. Por Elena Viñas
En el tránsito del neoclasicismo al romanticismo, los artistas del siglo XIX llevaron a cabo el abandono progresivo de la objetividad y del rigor histórico en favor de la subjetividad. Aquel cambio de tercio fue definitorio para el advenimiento del impresionismo y de las vanguardias, entre ellas el surrealismo, movimiento encaminado a sobrepasar la realidad.

Sin embargo, las obras de los llamados artistas visionarios - Blake, Füssli y Goya - no influyeron únicamente en los del siglo XX, sino que también lo hicieron pinturas y grabados del siglo XVI y XVII. Es la lectura que se desprende de la exposición Surrealistas antes del surrealismo organizada por la Fundación Juan March, en la que propone un diálogo entre obras de Dalí, Max Ernst o Man Ray con otras firmadas por Piranesi, Lucas Cranach el Viejo, Durero o Goya.

Esa conexión entre artistas contemporáneos y pasados es una constante en la Historia del Arte, por lo que no extraña encontrar similitudes y vínculos entre las obras de unos y otros. Así, en un primer espacio dedicado al ojo, la muestra reúne trabajos de LedouxVistazo al interior del teatro de Besanzán-, Odilon Redon, Ernst La rueda de la luz- y de Herbert Bayer, entre otros, con los que plantea cómo este órgano ha despertado la atención de los artistas por tratarse de una ventana del alma, que permite ver el exterior, pero también el interior del ser humano.

La sección titulada Perspectivas cambiantes aborda la ilusión óptica como otro de los temas predilectos del surrealismo y que encuentra, a su vez, un precedente en artistas visionarios como Boullée y, también, en los teóricos del siglo XVI, quienes abordaron el problema de la creación del espacio. Otra de las características propias del romanticismo –la representación de la belleza, lo sublime, la fealdad y lo grotesco- es posible encontrarla en obras fechadas en el siglo XX, así como en otras del siglo XVII como Los dos pantaleones de Jacques Callot y Figuras ornamentales fantásticas de Wendel Dietterlin el Joven.

Sin embargo, a diferencia de los pintores del siglo XX, que recurrieron al subconsciente, la fantasía y la ensoñación para abordar la práctica artística, aquellos que vivieron en el siglo XVI, XVII y XVIII debieron adecuar su instinto creativo a la representación de la mitología, alegorías, temas religiosos o cortesanos, aunque obras como San Antonio tentado por demonios (1506), de Lucas Cranach el Viejo, demuestran que ya se sentían atraídos por los fenómenos enigmáticos o sobrenaturales, además de por la oportunidad de retratar demonios o monstruos quiméricos.

Como cierre de la exposición han sido incluidas cuatro estampas de Goya, entre las que figura la célebre El sueño de la razón produce monstruos, y que vienen a demostrar el espíritu moderno del pintor zaragozano, aunque igualmente deudor de tiempos pasados. Acompañan a las obras de Goya, Melancolía I (1514) de Durero y La sombra de Margarita se aparece a Fausto (1828) de Delacroix.

Información sobre la exposición:

Lugar: Fundación Juan March, Madrid.

Fechas: del 4 de octubre al 12 de enero.

Horario: de lunes a sábado de 11:00 a 20:00 horas / domingos y festivos de 10:00 a 14:00 horas.

Entrada: gratuita.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.