www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA RELIGIOSA

Muchas razones para la esperanza

domingo 17 de noviembre de 2013, 14:19h
Este fin de semana se han dado en Madrid “muchas razones para la esperanza”. Y estas razones nos han llegado en el décimo quinto Congreso Católico y Vida Pública, que ha finalizado este domingo, tras tres intensas jornadas de trabajo con más de mil doscientos congresistas que los han seguido en directo en la sede de la Universidad Ceu-San Pablo de la capital de España y diecisiete mil personas, también directo, pero a través de la redes sociales.

En esta edición del Congreso se han querido poner de relieve las razones y motivos que sostienen e impulsan una verdadera esperanza para España a pesar de las circunstancias, actitudes y presagios que parecen sembrar en muchos el desaliento. Las sesiones generales y las numerosas mesas redondas, en una de las cuelas ha participado el director general de EL IMPARCIAL, José Antonio Sentís, han ofrecido el análisis de decisivos ámbitos de la actual realidad española desde una perspectiva global. Como reza el manifiesto general del Congreso “frente a quienes consideran que el objetivo primero, cuando no exclusivo, de toda política en este momento es superar la crisis económica, sin referencia ética alguna, la reunión congresual ha querido poner el acento en las raíces y efectos morales de semejante crisis y, por tanto, ha propugnado una política que esté guiada por una verdadera antropología integral, al servicio del bien común”. El Congreso también se ha hecho eco de “la necesidad amplia y hondamente sentida por todos de revitalizar la sociedad mediante una profunda regeneración intelectual y moral”. “Esta regeneración ha de llevarse a cabo en los más diversos campos de actividad y de modo especial en las mismas estructuras políticas institucionales a todos los niveles y, asimismo, esta regeneración supone el compromiso con la verdad en todas las instancias y particularmente en los medios de comunicación”.

Especial atención han tenido en el esta edición del Congreso Católicos y Vida Pública instituciones que son los verdaderos pilares de una sociedad sana, como la familia en todo sus aspectos y la educación y la cultura. Por supuesto en las reuniones se ha sido especialmente sensible a fenómenos y problemas políticos y culturales relativos a la misma estructura constitucional y territorial de nuestro país y ha acogido con especial relieve y positivo debate entre destacadas personalidades sobre “España, aquí ahora”. Nombres como el de Fernando García de Cortazar ,Rafael Mendizabal y Antonio Jiménez analizaron en profundidad ese “aquí y ahora”.

Los jóvenes han tenido especial protagonismo, pues además de su especial “noche joven”, ha participado, por vez primera, en los trabajos directos del Congreso con una mesa en la que han estudiado su futuro.

Los católicos no podemos dejar de ofrecer “nuestra razón más profunda para la esperanza” que es precisamente esa sólida esperanza que, sustentada en la FE y alimentada por la caridad tenemos grabada en nuestro ser cristiano.

Un éxito pues, este Congreso, obra de la Asociación Católica de Propagandistas, en el que se han dado, sin duda, “Razones para la Esperanza.