www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PODERES DICTATORIALES PARA EL CAUDILLO MADURO

miércoles 25 de junio de 2014, 17:32h
Ha pasado lo que estaba claro que iba a pasar. Nicolás Maduro ha hecho como Hitler, como Mussolini: tras vencer en unas elecciones, se ha otorgado a sí mismo plenos poderes y se ha convertido en un dictador. Chávez ya lo fue -el caudillo bufón, le llamaban- con la única salvedad que organizaba, como Franco, elecciones manipuladas y controladas para dar una apariencia que le permitiera transitar por el mundo internacional.

La ideología de Maduro es sustancialmente comunista o, para ser más exactos, castrista. Está dispuesto a arruinar a la nación, como hizo Fidel, a cambio de controlar permanentemente el país a través de unas milicias organizadas al mejor estilo cubano. La izquierdona europea, la del caviar y el domperignon, no ha abierto la boca ante la tropelía de Maduro. Permanece en silencio, como lo ha hecho durante cincuenta años ante la tiranía de Castro.

Mario Vargas Llosa, el intelectual que condenó a Pinochet, el que rechazó a Castro, el que se enfrentó con la dictadura cualquiera que fuera su signo ideológico, fue vejado en Caracas por Hugo Chávez. El atropello fue silenciado por los mismos que ahora callan cuando, a la vista de todos, su sucesor Nicolás Maduro asume cínicamente poderes dictatoriales.

Malas perspectivas, en fin, para Venezuela. La nación, inmensamente rica, camina hacia la miseria general y también hacia una dictadura que, a través de los métodos castristas, puede prolongarse indefinidamente.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.