www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El Gobierno tiene la última palabra

Matas pide no ir a la cárcel hasta que se resuelva su indulto

miércoles 11 de diciembre de 2013, 13:40h
El expresidente del Govern balear Jaume Matas ha solicitado a la Audiencia Provincial de Palma que suspenda su ingreso en prisión por una condena firme de nueve meses por tráfico de influencias hasta que el Gobierno resuelva la petición de indulto que le ha planteado.
El expresidente del Gobierno balear Jaume Matas ha solicitado a la Audiencia Provincial de Baleares que suspenda la ejecución de la pena de nueve meses de cárcel que pesan sobre él por el primer juicio del caso Palma Arena, mientras se tramita el indulto que ha pedido ante el Gobierno para eludir su ingreso en prisión.

A través de su representación procesal, el exministro ha presentado un escrito este miércoles ante la Sección Primera para solicitar que se deje en suspenso su entrada en la cárcel mientras se tramita la petición de la anterior medida de gracia, que el acusado ha reclamado por razones de "humanidad" y "proporcionalidad".

El escrito ha sido presentado después de que la Audiencia Provincial de Baleares haya denegado por segunda vez sustituir por multa la pena de nueve meses de cárcel a los que el Tribunal Supremo (TS) redujo su condena por el primer juicio del caso Palma Arena. La sentencia del TS también está recurrida en amparo ante el Tribunal Constitucional.

Matas ha decidido por tanto acogerse a esta vía de carácter excepcional, que podrá derivar en la remisión total o parcial de su pena. En concreto, el indulto lo otorga el Rey a propuesta del ministro de Justicia, previa deliberación del Consejo de Ministros. Con la concesión de esta medida de gracia se extingue la responsabilidad penal pero no cancela, en ningún modo, los antecedentes penales.

En su petición al Ejecutivo central, la letrada alega la "escasa peligrosidad" de su patrocinado, rebatiendo de este modo los argumentos esgrimidos por la Audiencia en el sentido de que esa peligrosidad existe desde la perspectiva de la entidad de los hechos por los que fue condenado -al influir en que el periodista que redactaba sus discursos, Antonio Alemany, obtuviera beneficios económicos irregulares del Gobierno balear-, sus circunstancias personales y su conducta.

"Estamos ante un delito cometido dentro de las estructuras de poder que las sociedades civilizadas y democráticas tratan de combatir. El peligro de este tipo de acciones es innegable", apostilla el tribunal. La abogada de Matas lamenta, sin embargo, que en prácticamente la mayoría de condenas inferiores a dos años de cárcel son suspendidas o conmutadas por una multa, pero no así en el caso del exministro bajo la presidencia de José María Aznar.




¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.