www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RUBALCABA: EN CUESTIONES DE ESTADO, CON EL GOBIERNO

lunes 16 de diciembre de 2013, 11:56h
La estabilidad de España en las últimas cuatro décadas se asienta en el pacto de Estado de la Transición: lucha política sin fisuras pero, con relación a las grandes cuestiones de terrorismo, territorialidad y política internacional, acuerdo entre los dos partidos nacionales de centro derecha y centro izquierda que representan al 80% del pueblo español. Suárez, Calvo-Sotelo, González y Aznar respetaron el pacto de la Transición. Solo Zapatero lo quebrantó enviando a los desvanes de la Historia al Partido Popular y entendiéndose con los partidos nacionalistas que, con su tradicional voracidad, le tomaron enseguida la cabellera.

Alfredo Pérez Rubalcaba, que es un peso pesado de la política, ha retornado al espíritu de la Transición y ha hecho una declaración constructiva y admirable. “Rajoy siempre podrá contar con el PSOE en cuestiones de Estado”. La respuesta al órdago secesionista de Oriol Junqueras y su marioneta Arturo Mas solo será efectiva con el pacto de los dos grandes partidos nacionales para yugular el despropósito secesionista.

Bien por Rubalcaba. Ha dicho lo que debía decir. Lástima que hace dos años, cuando se acentuaron las veleidades soberanistas de una parte de la clase política catalana, no se atajara el desafío con una declaración conjunta de los dos grandes partidos. En todo caso, aunque con lamentable retraso, tanto el PP como el PSOE han contestado de forma adecuada a la trampa del secesionismo catalán, que se ha organizado sobre la manipulación y la mentira histórica para engañar al pueblo de Cataluña.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.