www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

el juez advirtió que de cometerse alguno de estos actos debería disolverse

La Policía y el Gobierno vascos asisten a la impune apología del terrorismo de los manifestantes del PNV y Bildu

viernes 10 de enero de 2014, 18:33h
La manifestación convocada por el PNV y EH Bildu se ha desarrollado en Bilbao sin incidentes pero bajo gritos en favor de los presos de ETA y la amnistía y con carteles con el tema de la marcha convocada por "Tantaz tanta" (gota a gota), que fue prohibida por la Audiencia Nacional. Aunque el juez Moreno permitió esta marcha, advirtió que de cometerse alguno de estos actos, que sí encajarían en el delito de enaltecimiento del terrorismo, deberá procederse a la disolución la manifestación.
La polémica marcha arrancó minutos después de las seis de la tarde, hora a la que estaba prevista, toda vez que el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno haya permitido su desarrollo al considerar que no hay coincidencia entre ésta y la prohibida por el magistrado Eloy Velasco convocada por la iniciativa "Tantaz tanta" en favor de los presos.

La única pancarta grande que se exhibió en la manifestación fue la que contiene el lema de la convocatoria y que fue portada por un grupo de ciudadanos anónimos. Ya en segunda fila se situaron los dirigentes políticos del PNV y de las formaciones que integran la coalición EH Bildu, así como los máximos responsables de los sindicatos ELA y LAB, también convocantes.

Aunque la manifestación se desarrolló sin incidentes, numerosas personas corearon gritos en favor de los presos y de la amnistía para ellos. Si bien la marcha tenía carácter silencioso oficialmente, casi desde el comienzo grupos de personas corearon gritos como "presoak kalera, amnistia osoa" (presos a la calle, amnistía general) o "presoak etxera" (presos a casa).

Además de estos gritos, muchos participantes en la manifestación portaron pegatinas con el emblema de la asociación de familiares de presos de ETA Etxerat y carteles con el tema de la marcha convocada por "Tantaz tanta" (gota a gota), que fue prohibida por la Audiencia Nacional. Durante el recorrido también se lanzaron octavillas a favor de la amnistía, en una marcha que cierra una gran cartel con la inscripción "Askatasuna" (libertad).

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno había permitido la manifestación convocada por el PNV y EH Bildu basándose en los informes de la Policía, la Guardia Civil y la Ertzaintza, al estimar que no se ha acreditado la existencia de datos objetivos de los que pueda derivarse coincidencia entre la marcha que se desarrolla hoy en Bilbao y la prohibida ayer por estar detrás la organización Herrira.

El juez ha recordado que los convocantes y que los objetos de una y otra manifestación son "diferentes", por lo que no puede desprenderse una relación entre los convocantes del acto de este sábado y cualquier organización ilegal, según fuentes jurídicas.

De las actuaciones, según el auto de Moreno, no se desprende que "los actos hayan sido organizados para alabanza o loa de la organización terrorista ETA, de sus acciones criminales o de los partícipes en las mismas".

El magistrado ha concluido que no concurren ni siquiera indiciariamente los elementos objetivos y subjetivos exigidos para tipificar los hechos como enaltecimiento del terrorismo.

No obstante, en el auto, Moreno ha instado a la Delegación del Gobierno en la Comunidad Autónoma Vasca a adoptar todas las medidas necesarias con el fin de evitar que durante la concentración se exhiban fotografías de miembros o presos de ETA, de asociaciones de su entorno declaradas ilegales, pancartas o lemas en favor de los mismos, se profieran proclamas o se lleven a cabo actuaciones en descrédito o menosprecio de las víctimas del terrorismo.

De cometerse alguno de estos actos que sí encajarían en el delito de enaltecimiento del terrorismo, deberá procederse a la disolución de los actos y a la adopción de medidas para identificar y poner a disposición judicial a sus autores, subraya el juez.

Decir 'stop' a la Audiencia
El portavoz del PNV en el Parlamento Vasco, Joseba Egibar, ha explicado que su partido, junto con EH Bildu, decidió convocar este viernes una manifestación para el sábado en Bilbao porque había que "decir clarísimamente stop a la Audiencia Nacional" después de la prohibición de la marcha por los presos de la iniciativa "Tantaz tanta".

Egibar ha participado el mismo sábado en la tertulia semanal en Radio Euskadi junto con Julen Arzuaga (EH Bildu), José Antonio Pastor (PSE-EE) Y Laura Garrido (PP), que ha estado centrada fundamentalmente en la celebración de la manifestación de esta tarde. El portavoz nacionalista ha dicho que su partido ha convocado esta marcha como un "ejercicio de responsabilidad" con el objetivo de "consolidar el nuevo tiempo ilusionante" que se ha abierto tras el cese de la violencia por parte de ETA.

Ha recordado que la marcha convocada con el lema "Giza eskubideak. Konponbidea. Bakea" (Derechos humanos. Acuerdo. Paz), no es la misma manifestación que la organizada inicialmente por los derechos de los presos de "Tantaz tanta" y que ha sido prohibida por la Audiencia Nacional, sino que va a ser un acto que "marcará un camino ante las sensaciones de bloqueo". En este sentido, ha considerado que va a lanzar una serie de mensajes "multidireccionales", también a ETA para que dé los pasos que tiene que dar, en referencia a su desarme y disolución, aunque ha reconocido que esta manifestación "no va a ser fácil para mucha gente del PNV".

Julen Arzuaga ha mostrado su deseo de que la marcha de este sábado refleje el "fin del ciclo de la conculcación de derechos y de las imposiciones, y abra un nuevo tiempo en favor de todos los derechos, también de los de los presos, y en favor de la resolución del conflicto".

Arzauga ha explicado que la prohibición de la marcha de "Tantaz tanta" y la operación contra los interlocutores de los presos de ETA desarrollada por la Guardia Civil "nada tienen que ver con la Justicia", sino que tienen la finalidad de "mantener el acelerador de la involución y el sabotaje para alejar los escenarios de paz".

Estas palabras han sido respondidas por José Antonio Pastor (PSE-EE) quien ha dicho que es un "sarcasmo" que el parlamentario de la izquierda abertzale sostenga que los que vayan hoy a la manifestación son los "vascos buenos" que quieren la paz y quien no lo haga quiere mantener escenarios de violencia.

Pastor, que ha recalcado que es "intolerable y obsceno" este planteamiento, ha considerado que el PNV está actuando como lo hizo ayer porque tiene "cierto temor a un crecimiento electoral del mundo de Batasuna y se suma a esta movilización para que nadie le acuse de ser menos nacionalista que nadie".

El portavoz socialista también ha criticado al Gobierno de España porque, a su juicio, está "gestionando la situación" tras el cese de la violencia de ETA "francamente mal", y está siendo la "mejor máquina de propaganda de la izquierda abertzale y del mundo nacionalista en general", a los que está dando argumentos para alimentar su "victimismo".

Laura Garrido (PP) ha argumentado que la convocatoria conjunta del PNV y Sortu es una "burla y una ofensa" para las víctimas del terrorismo que "retrotrae a los momentos" en los que estos partidos "iban de la mano", en referencia al Pacto de Estella.

Garrido ha acusado al PNV de haberse "quitado la careta" y de colocarse "al lado de quienes ponen en valor la historia criminal de ETA" y ha concluido que es el "colmo" que un partido con responsabilidades de Gobierno "trate de descalificar a uno de los pilares del Estado de Derecho" como es el Judicial.

Trampa de Eta
En la tarde del viernes, un particular comunicó la convocatoria de una nueva manifestación en Bilbao que partirá a las seis de la tarde del sábado, después de que el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco prohibiera la marcha a favor de los presos de Eta prevista por el colectivo "Tantaz tanta" (gota a gota).

Fuentes de la lucha antiterrorista confirmaron a Efe que esta nueva solicitud ya había sido registrada y que partirá de la calle Autonomía de Bilbao y terminará ante el Ayuntamiento. Esta marcha coincide prácticamente en tiempo y lugar con la manifestación prohibida de "Tantaz tanta" que iba organizar "dos grandes olas" que salieran a las 17.30 horas de La Casilla y del Ayuntamiento de Bilbao para confluir una hora después y convertirse en "un mar" en defensa de los derechos de los presos.

PNV, los partidos integrantes de Bildu -Sortu, EA, Aralar y Alternatiba- y los sindicatos ELA y LAB han apoyado la manifestación convocada en Bilbao. La marcha partirá a las 18.00 horas desde el polideportivo de La Casilla con el lema "Giza eskubideak, konponbidea, bakea" (Derechos humanos, solución, paz).

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, y el de Sortu, Hasier Arraiz, comparecieron conjuntamente en Bilbao y, sin aceptar preguntas, leyeron este breve comunicado: "Frente a la conculcación de derechos humanos y ante medidas excepcionales negativas, expresamos la voluntad política de fortalecer el nuevo escenario abierto en nuestro pueblo y de tomar las medidas necesarias para consolidarlos como hacemos en el día de hoy".

"Llamamos a participar mañana en la manifestación y a trabajar de forma conjunta en la consecución de los objetivos que recoge su lema", añadía el texto.

Esta inusual comparecencia conjunta de los máximos dirigentes del PNV y de la izquierda abertzale, que ellos mismos han reconocido como "excepcional", se produjo después de que el juez Velasco prohibiera la marcha de "Tantaz tanta" al considerar que esta plataforma ciudadana es una sucesión del colectivo de apoyo a presos de ETA Herrira, cuyas actividades él mismo suspendió durante dos años.

Esta resolución de Velasco se ha producido después de que esta mañana el también juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz autorizase la marcha en favor de los presos al entender que no había indicios de que en ella se pudiera cometer un delito de enaltecimiento del terrorismo.

Sin embargo, ante la petición de la Fiscalía de prohibirla cautelarmente, tal y como le habían solicitado tres asociaciones de víctimas, Ruz ha remitido su auto al juez Velasco al ser el instructor de la causa contra Herrira, y finalmente se prohibió.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.