www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

crónica salvaje

El lince ibérico: en expansión y creador de riqueza

miércoles 15 de enero de 2014, 14:59h
La población de linces ibéricos creció durante el año pasado en Andalucía un 5,6 por ciento y ya hay censados un total de 319 ejemplares de esta especie que, en su afán por recuperar los territorios que históricamente ha poblado, ha introducido la nueva variante de la generación de riqueza y turismo.
Una de las zonas con mayor población de linces ibéricos es el Valle del Guadalmellato, en la provincia de Córdoba, donde, desde 2010, se han liberado 28 ejemplares, y que ha construido un próspero negocio turístico alrededor de esta especie y el espacio natural protegido que este felino habita.

Una población que hoy se ha visto incrementada con la suelta de un nuevo ejemplar, "Junípero", un lince de casi dos años criado en el centro de cautividad de Silves (Portugal) y finalmente liberado en esta zona, históricamente habitada por este felino, y ubicada entre el Parque Natural de Hornachuelos y el de Cardeña-Montoro.

No obstante, "Junípero" no parecía hoy muy propenso a salir en libertad y esta mañana ha costado algo más de la cuenta encontrarlo y meterlo en la jaula en la que ha viajado hasta Villafranca, un municipio en el que el proyecto de reintroducción del lince ibérico ha producido bastante rendimiento turístico.

El responsable de la Oficina de Conservación del Lince, Miguel Simón, ha explicado que "Junípero" ya estaba listo para su suelta el año pasado, pero se optó por retrasarla, dado que el final de verano es mala época, porque disminuye la población de conejos, el principal sustento de estos animales.

La falta de conejos está relacionada en ocasiones con el fallecimiento del lince, ya que en los últimos tiempos se ha detectado una nueva cepa de una enfermedad vírica que afecta a las poblaciones de conejos y que pone en riesgo a su depredador, puesto que tiene que moverse en busca de comida y ello lo coloca en situaciones de riesgo, como atropellos.

Esta fue la causa de muerte en 14 de los 24 fallecimientos de linces ibéricos registrados el año pasado en Andalucía, una cifra que, no obstante, se ha reducido con respecto a años anteriores, especialmente en las relacionadas con la caza furtiva.

En cualquier caso, la expansión del lince parece lenta pero inexorable, ya que otro de los datos positivos registrados en 2013 ha sido el aumento del número de hembras territoriales, de las que depende el potencial reproductor de la especie y que ha crecido hasta 92, siete más que en 2012.

En el lado negativo de la balanza, la disminución del número de cachorros, que actualmente se estima en 54, lo que supone 24 menos que en 2012, y que se achaca a la reducción experimentada en Andújar-Cardeña como consecuencia de la nueva cepa de la enfermedad hemorrágica-vírica del conejo.

Simón explica que, aunque la zona del Guadalmellato no se ha visto muy afectada, también se está trabajando para incrementar la densidad poblacional de conejos y así evitar que el lince tenga que moverse para buscar comida.

Al fin y al cabo, son muchas las personas que trabajan para que el lince ibérico logre asentarse de nuevo en España, según ha señalado la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano.

Ha especificado que la conservación de esta especie ha permitido la creación de 31 puestos de trabajo fijos y un total de 29.740 jornales entre las zonas de Huelva, Córdoba y Jaén, así como la licitación de un importe de 6,8 millones de euros de trabajos forestales para la mejora de hábitats, de los que se han beneficiado 486 pymes andaluzas.

A esto hay que sumar el atractivo que supone el lince ibérico para el turismo de naturaleza y fotográfico, una actividad que se ha fomentado en los llamados municipios "linceros".

A este respecto, Serrano ha anunciado que en febrero se reunirán los socios del proyecto "Life Iberlince" para determinar nuevas zonas de reintroducción, entre las que se barajan el valle del Guadiana (Mértola, Portugal), el valle del Matachel (Badajoz), Guadalcanal- Valdecigüeñas (Sevilla-Badajoz), Montes de Toledo y Cabañeros (Toledo) y el Campo de Calatrava (Ciudad Real).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.