www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CÁNDIDO MÉNDEZ, EN LA PICOTA

miércoles 22 de enero de 2014, 12:28h
La inmensa mayoría de los dirigentes ugetistas destacan por su honradez y por su entrega al servicio de los trabajadores. No se merecen el calvario que están pasando por culpa de unos sinvergüenzas que se han dedicado a las trapisonderías y a los latrocinios. Tampoco se merecen el silencio de un Cándido Méndez, acosado y sin pulso.

“La dictadura de Méndez, me decía ayer un destacado ugetista, está dando las últimas boqueadas”. Difícil saber el tiempo que restará al secretario general de permanecer al frente del sindicato. Lo que está claro es que la situación es insostenible. Si no dimite o si no da la cara explicando las cosas con claridad transparente, el perjuicio ocasionado a UGT puede hacerse definitivo.

La información que publica hoy Castro en La Razón ha causado un profundo impacto. Resulta que UGT facturó en plena crisis 8,5 millones de euros, engullidos por su matriz o empresa de cursos de formación. Aún más, sus seis filiales se beneficiaron de otros 3,7 millones de euros. Las cifras son escandalosas, aunque no conozcamos el desvío fraudulento de parte de ese dinero público a las arcas del sindicato o a los bolsillos de los dirigentes aprovechados.

Cándido Méndez debió dar la cara hace mucho tiempo, en lugar de organizar conferencias de prensa sin alcance que destacaron por la verborrea y la vaguedad. Si el secretario general permanece agazapado y en silencio, parece lógico que se promueva desde dentro del sindicato un movimiento regenerador para desmontarle.

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios